LA GRACIA BÍBLICA Y LA FALSA “GRACIA” CALVINISTA



LA GRACIA BÍBLICA.
Hechos 20:24, 32, “Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios … 32 Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados”.
LA GRACIA Y EL EVANGELIO. Este texto enseña claramente que la gracia de Dios es conferida a través del evangelio y es inseparable de él. Por este motivo todo aquel que rechaza el evangelio desecha la gracia y el que persevera en el evangelio persevera en la gracia de Dios.

PERSEVERAR EN EL EVANGELIO EQUIVALE A PERSEVERAR EN LA GRACIA. Después de oír el evangelio en Antioquía de Pisidia “ Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes hablándoles, les persuadían a que perseverasen en la gracia de Dios”; es decir, perseverar en la enseñanza del evangelio (Hechos 13:43).
GRACIA-EVANGELIO INSEPARABLES. En Hechos 15:11 Pedro dice que “creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos” y Pablo dice (Romanos 1:16) que el evangelio es “poder de Dios para salvación”. Por lo tanto, es obvio que la gracia de Dios y el evangelio son inseparables. Los que prediquen cierta “gracia” sin relacionarla con el evangelio son falsos maestros que predican una gracia falsa. Por ejemplo, el Calvinismo habla mucho de “la gracia capacitadora” (“enabling grace”) pero esta no es la gracia de la cual la Biblia habla.

LA GRACIA BÍBLICA ENSEÑA” LA VOLUNTAD DE DIOS. Tito 2:11, 12, “Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, 12 enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente”. Obviamente la gracia “enseña” por medio del evangelio, la palabra de Dios.
TODOS PUEDEN ENTENDER EL EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS. El Calvinismo no enseña que los hombres deben oír y obedecer al evangelio de Cristo. Dicen que el hombre es corrupto, depravado del todo bien y no puede creer, pero esto contradice todos los textos que enseñan que el evangelio  debe ser predicado a todos y que todos deben obedecerlo. El evangelio de la gracia de Dios no es algo oscuro y misterioso, algo inexplicable. Por el contrario, debe ser predicado a todos (Mateo 28:19,  Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.
LOS APÓSTOLES LLEVARON A CABO ESTA GRAN COMISIÓN comenzando el día de Pentecostés (Hechos 2) y tres mil personas obedecieron al evangelio (Hechos 2:37-41) y predicaron el evangelio no solamente en Jerusalén sino en toda Judea, Samaria y hasta lo último de la tierra (Hechos 1:8). Todos los casos o ejemplos de conversión demuestran la eficacia del evangelio de la gracia de Dios.


LA  FALSA “GRACIA IRRESISTIBLE” DEL CALVINISMO

El Calvinismo tiene otro “dios” (que hace acepción de personas, es cruel, injusto, que no tiene amor, que no quiere que todos se salven).
Tiene otro “cristo” que no murió por todos, sino solamente por un grupo selecto.
Tiene otro “espíritu santo” que no obra a través del evangelio como vemos en Hechos de los Apóstoles, sino que (según pastores calvinistas) obra directamente sobre el corazón de pecadores para cambiar su carácter.
El Calvinismo tiene otra iglesia, otra religión, que no son mencionadas en la Biblia.
No nos sorprende, pues, que la llamada “gracia” del Calvinismo no sea bíblica. Le llaman “gracia capacitadora”, concepto nunca mencionado en la Biblia.

¿QUÉ HAREMOS PARA SER SALVOS? El día de Pentecostés cuando la gente preguntó “¿qué haremos?” ¿cómo contestó Pedro? ¿Dijo qué no deben hacer nada? ¿Dijo qué esperasen el bautismo con el Espíritu Santo para hablar en lenguas? ¿Dijo qué la “gracia irresistible” iba a cambiar su carácter? En realidad ¿qué dijo Pedro? Hechos 2:38, “Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo”. ¿Hasta cuándo van a oír esta respuesta predicada por algún pastor Calvinista?

SEGÚN EL CALVINISMO EL HOMBRE NO PUEDE IMITAR LOS EJEMPLOS EN HECHOS DE LOS APÓSTOLES.
No puede, de su propia voluntad, simplemente oír el evangelio, creer, arrepentirse, confesar a Cristo y ser bautizados para remisión de pecados (Hechos 2:38 y así a través del libro de Hechos). No hay un solo ejemplo en Hechos de la práctica Calvinista. El Espíritu Santo vino, sí (Hechos 2:1-4) pero ¿qué hizo? Vino sobre los apóstoles y les dio el poder de hablar idiomas que no habían estudiado (un milagro) para convencer a los judíos que el mensaje del evangelio que predicaban era de Dios y no de los hombres.
 Leemos de la obra del Espíritu Santo en Hechos 8, pero ¿qué hizo? Le dio poder milagroso al evangelista Felipe para echar fuera espíritus inmundos y sanar a los paralíticos y cojos (Hechos 8:7) para que la gente creyera el evangelio que predicaba. “Cuando creyeron a Felipe que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres” (Hechos 8:12).
Es cierto que el Espíritu Santo estaba muy involucrado con los apóstoles en la predicación del evangelio, pero nunca obró directamente sobre el corazón de pecadores para regenerarlos, cambiando su carácter para que pudieran creer en Dios.¡Tal práctica simple y sencillamente no existió durante el ministerio de los apóstoles de Jesús!
 Jesús prometió que enviaría al Espíritu Santo a los apóstoles (Juan 16:13) pero ¿para qué? Para guiarles a toda la verdad.

¿CÓMO ES VIVIFICADO EL PECADOR? Dice el Calvinismo que el Espíritu Santo obra directamente sobre el corazón del pecador para cambiarlo y vivificarlo para que pueda creer en Dios, amar a Dios, etc., pero la parábola del sembrador (Mat. 13; Luc. 8) enseña claramente que la vida está en la simiente y la simiente es la palabra de Dios (Lucas 8:11). Santiago 1:21 dice, “Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas”. 1 Pedro 1:22, 23, “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdadmediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”.
El Calvinismo dice que puesto que el hombre nace corrupto (depravado del todo bien) Dios tiene que enviar su Espíritu para obrar directamente sobre el corazón para regenerarlo y cambiar su carácter. Dicen que esta gracia es irresistible, que aparte de la voluntad del pecador la “gracia irresistible” le cambia y le da fe. Entonces, teniendo fe, puede amar a Dios y hacer buenas obras. Dicen que esa “gracia” es irresistible porque es obra del Soberano Dios. Pero todo esto es pura invención humana. Es doctrina de hombres (Mateo 15:9). No hay ejemplo alguno de tal práctica en Hechos de los Apóstoles que es el libro de conversiones.
En realidad aquí se puede mencionar que a través de la Biblia cuando Dios trató directamente con Abraham, con Moisés, con muchos otros, no era para obrar directamente sobre su corazón para cambiar su carácter. No hay ni un solo ejemplo de esto en toda la Biblia.

¿QUÉ DICE LA BIBLIA ACERCA DE LOS QUE ESTABAN TOTAL-MENTE CORRUPTOS? ¿Dios les envió al Espíritu Santo para obrar un milagro en su corazón para cambiar du carácter? No. Más bien envió el diluvio. Envió fuego y azufre. Envió diez plagas. Los Calvinistas deben imitar a los testigos de La Atalaya y publicar su propia “biblia” que enseñe sus doctrinas torcidas.

CONCLUSIÓN.
NEGAR EL LIBRE ALBEDRÍO.  El verdadero propósito del Calvinismo es negar el libre albedrío del hombre para quitarle la responsabilidad por sus pecados. En lugar de aceptar la responsabilidad por los pecados que cometen voluntariamente prefieren culpar a Adán y/o sus propios padres por haber heredado el pecado y por haber nacido con naturaleza corrupta, pero el pecado es un acto  que se comete (1 Juan 3:4). No es heredado.
TANTA MALDAD EN EL MUNDO.  En vista de tanta maldad que prevalece en el mundo Agustín y Calvino enseñaron la doctrina falsa de la total depravación hereditaria del hombre; es decir, según ellos la única explicación de tanto pecado en el mundo es que el hombre nace corrupto y depravado del todo bien. Entonces era necesario inventar los otros pasos del Calvinismo: la elección incondicional, la expiación limitada, la gracia irresistible y la perseverancia de los santos. Todo el sistema de principio a fin es falso, doctrina de hombres (Satanás) que engaña a millones para que no obedezcan al evangelio (Romanos 10:16; 2 Tesalonicenses 1:8; 1 Pedro 4:17).
¡HE AQUÍ LA GRAN DIFERENCIA ENTRE LA GRACIA BÍBLICA Y LA FALSA “GRACIA” DEL CALVINISMO!
GRACIAS A DIOS POR EL “EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS” QUE ES EL PODER DE DIOS PARA SALVACIÓN A TODO AQUEL QUE CREE (ROMANOS 1:16).



Errores enseñados sobre el repudio y segundas nupcias




En este estudio se evita la palabra divorcio porque ahora este término se usa solamente del divorcio legal, pero la palabra que Jesús usa (repudiar) se practica muchas veces sin abogado, juez o documento legal. El repudiar (Mat. 5:32; 19:9) equivale a “separar” (Mat. 19:6) o “separarse” (1 Cor. 7:10, 11, 15) o “abandonar” o dejar (1 Cor. 7:11-13). Así pues en este estudio cuando aparezca la palabra divorcio se escribe entre comillas para indicar que es palabra moderna usada por los que limitan el repudiar a un proceso legal.

2 Tim. 1:13, Es necesario conservar el patrón de las sanas palabras. ¡Muchos no lo hacen! Los errores de que trata este artículo son enseñados por algunos hermanos que profesan ser fieles y "conservadores" (no liberales, centralistas, institucionales, etc.)


Error No. 1 -- Que la enseñanza de Jesús (Mat. 5:32; 19:9) no es para el inconverso, que el inconverso no es responsable frente a la ley de Cristo.

Refutación:
(1) Jesús tiene autoridad, no sólo sobre sus discípulos, sino también sobre los inconversos, pues su enseñanza se dirige a todos (Mat. 28:19) y todos serán juzgados por Cristo y su enseñanza (Jn. 12:47,48);
(2) Jesús no dice "cualquier discípulo", sino simplemente "cualquiera", palabra que abarca a todos;
(3) "donde no hay ley, tampoco hay transgresión" (Rom. 4:15) y 1 Jn. 3:4, "el pecado es infracción de la ley"; pero Rom. 1:26-32; 1 Cor. 6:9-11; etc. hablan de los pecados de los inconversos; por eso, si son transgresores, es porque son responsables frente a la ley de Cristo (pues no hay otra ley que esté de vigencia).
(4) Se dice que los inconversos están bajo "la ley escrita en sus corazones" (Rom. 2:15), pero este texto explica que los gentiles no estaban bajo la ley de Moisés; ahora todos (judíos, gentiles) están bajo la ley de Cristo.
(5) Si los discípulos adulteran cuando repudian no por fornicación y vuelven a casarse, entonces los inconversos hacen lo mismo; negar esto es pura insensatez.  


Error No. 2 – El fornicario repudiado queda libre para casarse otra vez, porque si la parte inocente se casa con otro, ella está ligada al segundo marido, y si la parte inocente no está ligada al fornicario repudiado, entonces el fornicario repudiado no está ligado a ella. Por lo tanto, esto disuelve el matrimonio original, y el fornicario repudiado puede volver a casarse.

Refutación:
(1) Los que enseñan que el fornicario queda libre para casarse emplean lo que se llama "sofistería", el falso razonamiento que suena bien para inducir al error.
(2) Desde luego, si la parte inocente repudia al fornicario, la unión física se disuelve, pero hay que tomar en cuenta el pacto matrimonial (Prov. 2:17; Mal. 2:14; Rom. 7:2,3). Este pacto hecho entre los esposos y Dios impone obligaciones y también restricciones. La parte inocente sí quedó libre para volver a casarse porque claramente el Señor lo autoriza, pues el texto dice, "el que repudia a su mujer, salvo (excepto) por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera", dando a entender que si la repudia por causa de fornicación y se casa con otra NO adultera. Pero Jesús no autoriza que el fornicario repudiado que quebrantó el pacto se volviera a casar, pues él está sujeto a las restricciones del pacto. El que quebranta la ley está sujeto a las demandas de la ley.
(3) Los que dicen que el fornicario repudiado queda libre para volver a casarse usan mal el lenguaje de Rom. 7:3 que se aplica a la viuda ("si su marido muriere, es libre de esa ley"). Pero hay mucha diferencia entre los dos casos. La muerte sí libra pero la fornicación no. El aplicar el lenguaje de Rom. 7:3 al caso del fornicario repudiado es torcer la Escritura, porque Pablo no habla de la fornicación, sino de la muerte.
(4) Esta doctrina falsa premia y bendice al fornicario repudiado por su fornicación. Según esta doctrina falsa, si alguno QUIERE estar libre de su cónyuge, con sólo fornicar y ser repudiado quedaría libre. Esto es pura carnalidad. ¡Píenselo! Si aun el fornicario repudiado puede volver a casarse, ¿quién no puede hacerlo? Entonces, ¿para qué enseñar sobre el tema? ¿Por qué Jesús enseñó sobre el tema?


Error No. 3 -- Que la fornicación y el “divorcio” (o el “divorcio” y el adulterio) disuelven el matrimonio original; es decir, si alguno se divorcia de su cónyuge por causa de la fornicación, o si después del “divorcio” no por fornicación, uno de los dos comete adulterio, en los dos casos el matrimonio queda totalmente disuelto y ambos quedan libres para volver a casarse.

Refutación:
          Este es otro de los argumentos favoritos de los que enseñan error sobre el repudio y nuevas nupcias. Con esto convencen a mucha gente (gente que quiere ser persuadida) que están bien en segundas nupcias aunque no repudiaron a sus cónyuges por fornicación. Esta enseñanza suena muy bien, muy lógica, muy plausible a los carnales, pues dice que "la fornicación + el “divorcio” disuelven el matrimonio". Lo mismo sucede si el “divorcio” no es por fornicación, pero después uno de los dos vuelve a casarse y así comete adulterio, pues en todo caso existen los dos “factores necesarios” para esta doctrina falsa: (1) fornicación y(2) el “divorcio”; o en orden inverso: (1) el “divorcio” (no por fornicación) y (2) la fornicación (adulterio).
          Los falsos maestros enseñan que si existen estos dos factores (en cualquier orden) los dos quedan libres como si fueran solteros o viudos. Pero el problema con esta enseñanza es que es completamente falsa, es pura sofistería, sabiduría humana, para rechazar Mat. 5:32; 19:9. La Biblia no enseña tal cosa ni explícita ni implícitamente, ni por mandamiento, ni por ejemplo.


Error No. 4 -- Que los que “se divorcian” no por fornicación quebrantan el pacto matrimonial y este es el adulterio (figurado) del cual Jesús habla. (Un hermano de California ha enseñado en El Salvador que el adulterio de Mat. 5:32; 19:9 "no se comete en cama"; es decir, que no es adulterio literal, sino figurado. Con esto dan a entender que la pareja no puede "vivir en adulterio", sino que simplemente adultera una vez cuando quebranta el pacto matrimonial).

Refutación:
(1) Los que enseñan este error rechazan la sencilla verdad que es sumamente obvia, que el verbo "adultera" es un acto físico y no se refiere a un solo acto, sino que es verbo en el tiempo presente, indicando acción continua y significa que siguen adulterando (siguen viviendo en adulterio).
(2) Cuando la Biblia habla de la apostasía de Israel como "adulterio" o "fornicación", es obviamente figurado, pero no hay razón alguna para afirmar que Jesús no habla de adulterio literal (físico).
(3) Rom. 7:3, "si en vida del marido se uniere a otro varón, será llamada adúltera"; es decir, durante todo el tiempo que esté casada con el segundo hombre la mujer misma será llamada adúltera.


Error No. 5 – Que Cristo y sus apóstoles no enseñaban que el arrepentimiento requiere que se disuelva relaciones matrimoniales (por ejemplo, el día de Pentecostés Pedro no dijo nada de eso).

Refutación:
(1) Tampoco enseñaron explícitamente (en tantas y cuantas palabras) que los que practicaban la poligamia o la homosexualidad deberían disolver sus uniones matrimoniales.
(2) Pero la enseñanza de Mat. 5:32; 19:9; Rom. 7:3, etc. claramente condena toda unión matrimonial que no es lícita ante los ojos de Dios.


Error No. 6 – Que muchos son ignorantes de la enseñanza de Cristo y, por eso, no sería justo aplicar esta enseñanza a ellos.

Refutación:
(1) Hech. 3:17, "Mas ahora, hermanos, sé que por ignorancia lo habéis hecho, como también vuestros gobernantes" (hablando de su pecado de haber crucificado a Jesús); ¿eran inocentes por ser ignorantes de lo que hacían?
(2) Hech. 17:30, "Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia".
(3) Muchos son ignorantes con respecto al bautismo; ¿por eso, no tienen que bautizarse? También son ignorantes de la iglesia verdadera; por eso ¿están bien en las sectas? La ignorancia no justifica. Por más que la gente sea ignorante, "nadie viene al Padre sino por mí" (Jn. 14:6); es decir, nadie viene al Padre sin obedecer y practicar la doctrina de Cristo. (2 Jn. 9, 10).


Error No. 7 – Que aunque estaban mal (viviendo en adulterio) ya se bautizaron y se hicieron nuevas criaturas (2 Cor. 5:17); por eso, pueden seguir unidos en matrimonio.

Refutación:
(1) El bautismo no lava relaciones matrimoniales; más bien, lava los pecados de personas arrepentidas. Así pues, si personas que están viviendo en adulterio quieren bautizarse, primero deben arrepentirse de su adulterio y estar resueltas a dejarlo.
(2) Si los que viven en adulterio no tienen que dejar su adulterio, tampoco los que viven en poligamia o en unión homosexual tendrían que dejar su pecado.


Error No. 8 – Que Pablo dice en 1 Cor. 7:20, 24, "Cada uno en el estado en que fue llamado, en él se quede"; por eso, los que están mal en su matrimonio deben quedarse en ese estado.

Refutación:
(1) Léase con cuidado el contexto. ¿De qué está hablando Pablo? ¿Del repudio y segundas nupcias? No, sino de estar casado con incrédulo, de la circuncisión y de la esclavitud. De estos estados está hablando.
(2) Si este texto enseña que los que están mal en su matrimonio pueden quedarse como están, también los que practican la poligamia y la homosexualidad pueden quedarse en el estado en que se encuentran.


Error No. 9- Que el creyente dejado por el incrédulo queda libre para volver a casarse según 1 Cor. 7:15.

Refutación:
(1) Dice el v. 10, "Pero a los que están unidos en matrimonio, mando.. Que la mujer no se separe del marido; 11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer". Pablo no cambia ni contradice esta enseñanza en el v. 15.
(2) La expresión, "no está sujeto a servidumbre" es clara; el creyente no se ha esclavizado a su cónyuge inconverso. La palabra "servidumbre" no se refiere al pacto matrimonial, pues el matrimonio no es servidumbre. Pablo sólo dice que si el incrédulo no consiente en vivir con la hermana, no lo abandone, pero si se separa, sepárese, pero no dice que por eso la hermana queda libre para volver a casarse. Lo que dice en los vers. 10-12 se aplica aquí también.
(3) Esta enseñanza significa que el marido no es dueño del alma de la hermana. El v. 23 dice “Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres”. Esto incluye al marido. La hermana debe estar sujeta al marido en todo lo que no contradiga la voluntad del Señor, pero “Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres” (Hech. 5:29). Si fuera esclavizada al marido tendría que negar la fe para obedecerle.


Error No. 10 – Que todos los divorciados quedan libres para volver a casarse (1 Cor. 7:27, 28).

Refutación:
(1) Pablo no habla de los divorciados. El pregunta "¿Estás libre de mujer?" y hay hermanos que concluyen que todos los divorciados están libres de cónyuge, pero afirmarlo no es probarlo.
(2) La Biblia enseña claramente quiénes están libres para casarse: el soltero(a), el viudo(a) y el que repudia a su cónyuge por causa de fornicación.


Error No. 11 – Que es imposible vivir célibe y por eso todos deben casarse para evitar fornicaciones (1 Cor. 7:2).

Refutación:
(1) Para los que hablen así Mat. 5:32; 19:9; Rom. 7:3, etc. no deben estar en la Biblia.
(2) Lo absurdo de esta enseñanza es que se está afirmando que se debe cometer adulterio para evitar fornicaciones.
(3) Mat. 5:29, 30, hay requisitos del Señor que son como sacar el ojo derecho o amputar la mano derecha; es decir, nos cuesta seguir a Cristo. Requiere abnegación de sí y muchos sacrificios. Pero vale la pena.


Error No. 12 – Que Rom. 14 cubre este tema, porque es pura opinión; por eso, debemos tener comunión con los que enseñan todos estos errores sobre el divorcio y segundas nupcias.

Refutación:
(1) Rom. 14 enseña que no debemos contender sobre opiniones como el comer o no comer ciertos alimentos u observar ciertos días. No tiene nada que ver con el pecado (y el adulterio es pecado).
(2) Es obvio en este capítulo que Pablo habla de cosas que no afectan la salvación, pues Dios recibe a los que comen y también a los no comen, v. 3, que los dos están sirviendo al Señor, v. 6, habla de cosas que en sí no son inmundos, v. 14, etc. Pero el adulterio sí afecta la salvación. Dios no recibe a los adúlteros no arrepentidos, y los que viven en adulterio no están sirviendo al Señor. El adulterio sí es inmundo. Muchos hermanos "conservadores" que rechazan estos errores tienen y promueven comunión con los que hermanos que sí los enseñan. ¿Qué tan conservadores son éstos? ¡Despiértense, hermanos! muchos comprometen la verdad y tienen comunión con el error.


Error No. 13 – Que en Mat. 5:32; 19:9 Cristo está aclarando la ley de Moisés (Deut. 24:1-4); es decir, que la fornicación de estos textos corresponde a "la cosa indecente" de Deut. 24:1. Además, dicen algunos que hay un solo pacto y que lo que Deut. 24:1-4 enseña se aplica ahora.

Refutación:
(1) En primer lugar, Deut. 24:1-4 no enseña como muchos afirman que la ley de Moisés permitió que los dos divorciados se volvieran a casar. Lea el texto en La Biblia de las Américas (que es la traducción correcta, como se puede confirmar con la Septuaginta, la versión griega del Antiguo Testamento, versión citada a veces por Jesús y los apóstoles). Moisés dice que "Cuando alguno toma una mujer y se casa con ella, si sucede que no le es agradable porque ha encontrado algo reprochable en ella, y le escribe certificado de divorcio, lo pone en su mano y la despide de su casa, y ella sale de su casa y llega a ser mujer de otro hombre, si el segundo hombre la aborrece y le escribe certificado de divorcio, lo pone en su mano y la despide de su casa, o si muere este último marido que la tomó para ser su mujer, al primer marido que la despidió no le es permitido tomarla nuevamente como mujer, porque ha sido menospreciada (margen, manchada); pues eso es abominación ante el Señor". Así pues, Moisés no permitió segundas nupcias, sino que regulaba un aspecto del divorcio que permitía, a saber, que el marido original no podía volver a tomar a su mujer por esposa si ella había vivido con otro hombre.
(2) En segundo lugar, Jesús habla de lo que Moisés permitió y luego dijo, "Pero yo os digo…" y dio su propia ley sobre el asunto (Mat. 19:9).



Conclusión:


Es muy obvio que muchos hermanos que profesan ser "conservadores" rechazan la enseñanza de Cristo y los apóstoles (el Espíritu Santo) simplemente porque no les conviene aceptarla. No son hermanos "conservadores" porque su enseñanza es muy liberal y sectaria. Muchísimas personas han violado la enseñanza de Cristo y están mal en su matrimonio (viven en adulterio), pero desde luego no quieren separarse y, por eso, buscan salidas y sacan rodeos para no aceptar la verdad sobre el asunto. Es cierto que es "dicho duro" pero es necesario aceptar la verdad cueste lo que cueste.

​“PREDESTINACIÓN” BÍBLICA



Textos
o   1 Pedro 1:18-20, “18 sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, 19 sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación, 20 ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros”.
o   Efesios 1:5, “en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo”
o   Efesios 1:11, “habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad”.
o   Romanos 8:29, “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo”.

EL NT EMPLEA LOS TÉRMINOS “ELEGIDOS”, “PREDESTINADOS”, “REPROBADOS”
o   1 Ped. 1:2, “elegidos según la presciencia de Dios”; Tito 1:16, “reprobados”; Rom. 8:29, “Porque a los que antes conoció también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo”.
o   Pero el Calvinismo emplea estos términos de manera no bíblica, enseñando la elección incondicional; es decir, que antes de la fundación del mundo Dios predestinó (escogió, eligió) cierto número de hombres y ángeles para ser salvos y los demás son reprobados (condenados) al infierno. Y todo esto aparte de la voluntad humana.
o   En realidad el tema no es complicado. Dios es el Creador de todo ser humano y todos son creados con el propósito de llegar a ser hijos de Dios por medio de Jesucristo. Este es el verdadero destino propuesto por Dios para toda la humanidad. 1 Tim. 2:4 Dios “quiere que todos los hombres sean salvos”. Repito: Este es el destino que Dios desea para todo ser humano.

RECONOCEMOS Y PROCLAMAMOS LA SOBERANÍA DE DIOS
1 Crónicas 29:11, 12, “Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y tú eres excelso sobre todos.12 Las riquezas y la gloria proceden de ti, y tú dominas sobre todo; en tu mano está la fuerza y el poder, y en tu mano el hacer grande y el dar poder a todos”.
Daniel 2:20-21, “Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. 21 El muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos”.
          Pero el Soberano Dios ha creado al hombre en su imagen y semejanza (Génesis 1:26, 27), con inteligencia, voluntad (volición, libre albedrío) y emociones.
          Por lo tanto, los propósitos (designios) de Dios no excluyen el ejercicio de la voluntad humana.
          Según la falsa “predestinación” del Calvinismo, el hombre es puro títere -- marioneta, robot, persona que se deja manejar por otro(s). Desde luego, estamos bajo la dirección y control de Dios pero voluntariamente.
          Es muy cierto que toda la creación inanimada de Dios lo alaba y proclama su Deidad, omnipotencia, omnisciencia, etc. (Sal. 19:1; Rom. 1:20), pero el Propósito de Dios (Rom. 8:28) -- (el Designio de Dios, Efesios 1:11) -- trata solamente del hombre. Toda la creación inanimada, y todos los animales, aves, peces, fueron creados por Dios pero no en la imagen y semejanza de Dios.
Es indispensable que escudriñemos las Escrituras para aprender el Propósito de Dios, todo lo que fue predestinado.

PREDESTINACIÓN EN EFESIOS
Efesios 1:3-14. Este texto no enseña que antes de la fundación del mundo todos los hombres fueron predestinados para salvación o para reprobación, sino que antes de la fundación del mundo el plan (el propósito) de Dios era predestinado. Ese plan tuvo que ver con la redención y toda bendición espiritual por medio de Cristo para todos los que obedecen al evangelio, tanto gentiles como judíos.
Romanos 8:28, 29, “ Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. 29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos”. ¿De quién habla Pablo? De los que aman a Dios (los que obedecen sus mandamientos, Juan 14:15, 21, 23). Son los “llamados” y somos llamados por el evangelio (2 Tes. 2:13, 14). No quiere decir el ser “llamado” por alguna experiencia secreta, misteriosa o milagrosa, sino por medio del evangelio predicado y obedecido.
Obsérvese con cuidado lo que dice el v. 29: “también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo”. Dios predestinó que todo aquel que obedezca al evangelio sea hecho conforme a la imagen de Cristo.
A los tales Dios justifica y por fin glorifica. Pablo emplea estos términos en el tiempo pasado para presentar el plan de Dios como cumplido. Antes de la fundación del mundo Dios tuvo su plan y era tan seguro de cumplimiento como si ya se hubiera llevado al paso final.
El plan o propósito de Dios, lo que ha “predestinado”, es bendecir a todos los hombres por medio de Cristo Jesús. El Calvinismo enseña una predestinación falsa, la elección arbitraria de cierto número de hombres y ángeles, pero el apóstol Pablo enfatiza que la predestinación verdadera está en Cristo: v. 3, “en Cristo”; v. 4, “nos escogió en él”; v, 5, “habiéndonos  predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo”; v. 6, “nos hizo aceptos en el Amado”; v. 7 “en quien tenemos redención”; v. 10, “reunir todas las cosas en Cristo”; v.11, “en él asimismo tuvimos herencia”. Obviamente Pablo está diciendo que el predestinado propósito de Dios que todos los que obedezcan al evangelio para estar en Cristo reciban toda bendición espiritual “en Cristo”.
Entonces la pregunta importante es la siguiente: ¿Cómo entrar en Cristo? Gálatas 3:26, 27, pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos”; es decir, los que obedecen al evangelio son añadidos a Cristo, añadidos a su iglesia (Hechos 2:47), “bautizados en un cuerpo” (1 Cor. 12:13).
 Además, uno de los aspectos principales de la predestinación divina descrita en Efesios 1:3-14 se explica en Efesios 2:12-22, la reconciliación de judíos y gentiles en un solo cuerpo, la iglesia. Efesios 1:11, “según el propósito” de Dios. Su “propósito” era y es que los gentiles sean incluidos en el cuerpo  (iglesia) de Cristo.
Efesios 3:10, 11, “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor”.
          ESTE PLAN NO ERA ALGO NUEVO. Sin duda esto es lo que pensaban los hermanos judíos que querían circuncidar a los gentiles. Estaban pensando, “Los judíos siempre hemos sido el pueblo escogido de Dios. Esto de incluirlos como pueblo escogido es algo diferente, algo nuevo. ¿Por qué el cambio?” De ninguna manera. No es nuevo. Más bien, era y es el plan eterno, el propósito eterno de Dios. Era “misterio” para los judíos hasta ahora, pero Pablo lo explica claramente y ya no es misterio.
“Misterio” – Efes. 3:4-6, que los gentiles son miembros del cuerpo. Bajo el Antiguo Testamento solamente el pueblo de Israel era el pueblo especial de Dios, pero ahora bajo el Nuevo Testamento el pueblo de Dios incluye a todos los que están “en Cristo”, tanto gentiles como judíos. Repito: Esto era “misterio” que ahora Pablo revela claramente y ya no es misterio.
El propósito de Dios es que todos los hombres obedezcan al evangelio. Obsérvese cómo Lucas emplea el término “designios” (que significa “propósito) en  Luc. 7:30, “designios” (propósitos) de Dios. ¿A qué se refiere? El bautismo de Juan. De la misma manera el bautismo mandado por Cristo (Mateo 28:19; Marcos 16:16) se incluye en los “designios” de Dios desde el Día de Pentecostés (Hechos 2:38). El plan (el propósito, los “designios”) de Dios es que todo ser humano emplee la inteligencia que Dios le da (Génesis 1:26), reconozca su responsabilidad ante Dios, reconozca que todos hemos pecado y necesitamos el perdón de Dios, que este perdón se ha hecho posible por medio de la cruz de Cristo y en base de todo esto OBEDECER AL EVANGELIO PARA CUMPLIR CON SU PARTE CON RESPECTO AL PLAN ETERNO DE DIOS.
RECUÉRDESE: LOS TEXTOS SOBRE LA PREDESTINACIÓN ENFATIZAN QUE EL EVANGELIO Y LA IGLESIA (COMPUESTA DE JUDÍOS Y GENTILES) HAN SIDO EL PLAN Y PROPÓSITO DE DIOS DESDE ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO.

PUNTO CLAVE EN ESTE ESTUDIO:
¿QUIÉNES SON EL “PUEBLO ESPECIAL” DE DIOS AHORA?
o   Deut. 7:6 “Porque tú (el pueblo de Israel) eres pueblo santo para Jehová tu Dios; Jehová tu Dios te ha escogido para serle un pueblo especial, más que todos los pueblos que están sobre la tierra”. Sin embargo el escogimiento del pueblo de Israel como pueblo especial, pueblo escogido de Dios, no era el capítulo final, sino un capítulo preliminar en el desarrollo del propósito de Dios. No era la totalidad del plan de Dios como pensaban los judaizantes.
o   Los hermanos judaizantes del primer siglo seguían pensando que solamente judíos son el pueblo especial, el pueble escogido de Dios y, por eso, insistían en que los conversos gentiles fueran circuncidados para llegar a ser judíos para ser el pueblo escogido de Dios. Hechos 15:1-4.
o   Pero ahora los escogidos o elegidos son los cristianos, tanto gentiles como judíos. Pablo emplea estos términos frecuentemente en sus cartas (Rom. 8:33; Col. 3:12; 1 Tim. 5:21; 2 Tim. 2:10; Tito 1:1; 1 Tesal. 1:4. Pedro también: 1 Ped. 1:2; 2 Ped. 1:10).
o   Tema de Efesios: 3:10, “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia …” La iglesia es el cumplimiento del plan y propósito de Dios de ser su pueblo especial, santo y sin mancha, compuesta de judíos y gentiles y que deben ser pueblo santo y sin mancha, hechos conformes a la imagen de Cristo. ¡Este fue el plan – propósito, designio – de Dios desde antes de la fundación del mundo y extendiendo hasta la eternidad!

ES INDISPENSABL E QUE RECORDEMOS LAS SIGUIENTES VERDADES BÁSICAS E INNEGABLES ENSEÑADAS EN LA BIBLIA DESDE GÉNESIS HASTA APOCALIPSIS QUE EL CALVINISMO CONTRADICE DE PRINCIPIO AL FIN.
o   Dios es amor, 1 Juan 4:16
o   Dios es justo, Deut. 32:4
o   Dios no hace acepción de personas, Hechos 10:34, 35; Rom. 2:11
o   Todos tienen libre albedrío, Josué 24:15; Deut. 30:15, 19; Jer. 21:8; 2 Cor. 2:16.
o   Dios quiere que todos sean salvos, 1 Tim. 2:4; 2 Ped. 3:9
o   Todos son invitados a aceptar la verdad, Mat. 11:28-30; Apoc. 22:17
o   En toda la Biblia obediencia es recompensada y la desobediencia castigada.
o   Dios requiere que todos obedezcan al evangelio, Hech. 6:7; 1 Ped. 4:17; 2 Tesal. 1:8.

          HECHOS DE LOS APÓSTOLES revela lo que es el evangelio, el “poder de Dios para salvación a todo aquel que cree, al judío primeramente y también al griego” (Rom. 1:16). El evangelio es el plan o propósito de Dios que fue predestinado desde antes de la fundación del mundo. Este libro (Hechos de los Apóstoles) bien ilustra el evangelio (hechos que creer, mandamientos que obedecer, promesas que gozar). Nos da EJEMPLOS de la predicación del evangelio, EJEMPLOS de los que obedecieron al evangelio, EJEMPLOS de iglesias establecidas (la organización de ellas, el culto de ellas, etc.). Las doctrinas y prácticas religiosas que no coinciden con estos ejemplos son falsas (son doctrinas de hombres, Mat. 15:9).

EL PANORAMA DEL PROPÓSITO DE DIOS – EL EVANGELIO Y LA IGLESIA COMPUESTA DE JUDÍOS Y GENTILES -- QUE FUE PREDESTINADO DESDE ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO Y EXTENDIENDO HASTA LA ETERNIDAD
o   El sacrificio de Cristo fue “destinado desde antes de la fundación del mundo” (1 Ped. 1:10).
o   Hech. 2:23, “a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole”. La muerte de Cristo era “por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios” pero Judas y los judíos no eran títeres manipulados por Dios, sino que eran responsables por su conducta. Lo que hicieron lo hicieron voluntariamente.
o   Hechos 1:16, “ Varones hermanos, era necesario que se cumpliese la Escritura en que el Espíritu Santo habló antes por boca de David acerca de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús”. La traición de Judas fue predestinado pero él no era títere manipulado por Dios para llevar a cabo su papel. Lo hizo voluntariamente porque era “ladrón” (Juan12:6).
o   Hechos 4:27, 28, “Porque verdaderamente se unieron en esta ciudad contra tu santo Hijo Jesús, a quien ungiste, Herodes y Poncio Pilato, con los gentiles y el pueblo de Israel, 28 para hacer cuanto tu mano y tu consejo habían antes determinado que sucediera”.
o   2 Tim. 1:9, “nos salvó y llamó con llamamiento santo … según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos”.
o   Dios predestinó su sabiduría, el evangelio, Romanos 1:16; 1 Cor. 2:7, “hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria”. El “misterio” explicado (Efesios 3:3-6).
Su “propósito eterno”, Efes. 3:10, 11, “para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales, 11 conforme al propósito eterno que hizo en Cristo Jesús nuestro Señor”. El evangelio es la “multiforme sabiduría de Dios” y es para todos, tanto gentiles como judíos.
o   Efes. 1:4 “Nos escogió para que fuésemos santos y sin mancha”; “para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo” (Rom. 8:29).
o   2 Tesal. 2:13, 14, nos ha “escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en el verdad, a lo cual os llamó mediante nuestro evangelio”.
o   Efes. 2:10 Dios “preparó de antemano” las “buenas obras” en que debemos andar.
o   Romanos 8:29, “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.  Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó”. Este texto presenta la vista panorámica del propósito de Dios que comenzó antes de la fundación del mundo y extiende hasta la eternidad.
o   Pablo lo presenta en su aspecto de conjunto,  como acabado aunque el ser glorificado es aun futuro. Compárese el arquitecto que prepara el plano del edificio y lo presenta como ya hecho, aunque exista solamente en forma del diseño.
o   Éxodo 25:40, “Mira y hazlos conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte”.
o   Igualmente es muy importante que nosotros veamos el panorama del plan (propósito, diseño) de Dios revelado en la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis.
El propósito de Dios es tan seguro de cumplimiento que se habla del futuro como ya pasado. Romanos 4:17 dice que Dios llama las cosas que no son como si fuesen. Gén. 17:5, Antes de nacer Isaac Dios dijo a Abraham: “te he puesto por padre de multitud de naciones”. Isaías 46:9, 10, “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, 10 que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero”.
Es muy obvio que lo que predestinado no era la elección arbitraria e incondicional de cada persona sino el PLAN (PROPÓSITO) DE DIOS de redimir a los que aceptarían ser “santos y sin mancha” “en Cristo”. Gálatas 3:26, 27 nos dice cómo entrar “en Cristo”: “pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; 27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos”.
o   Dios predestinó a cierta clase de gente, a la gente dispuesta para aceptar du divina invitación a través del evangelio, “para ser adoptados hijos suyos”, para que “fuésemos santos y sin mancha” y “conformes a la imagen de su Hijo”.
o   Hechos 13:48, “creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna” (“ordenados”=”dispuestos; Lit., puestos en formación hacia”, Lacueva). V. 45, la rebelión de los judíos; v. 48, la buena disposición de los gentiles. ¿Quiénes estaban ordenados (dispuestos) para vida eterna?

PREDESTINACIÓN EN ROMANOS
Romanos 8:29, “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo …”
Recuérdese el tema de Romanos: 1:16, “no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego”. El evangelio  se llama “la fe” (Rom. 1:5, “la obediencia a la fe”; Rom. 16:26”, para que obedezcan a la fe”; Hech. 6:7, “muchos de los sacerdotes obedecían a la fe”. Obviamente el evangelio debe ser obedecido: Rom. 10:16, “no todos obedecieron al evangelio”.
La obediencia al evangelio se explica en Romanos 6:3, 4, 12-18.
Rom. 5:1-5 describe las bendiciones del evangelio: paz, esperanza, paciencia; 5:11-19, lo extensivo de la gracia de Dios, el daño causado cuando Adán introdujo el pecado en el mundo deshecho por Cristo.
Rom. 8:28-30, las bendiciones mencionadas en este texto no son incondicionales. Pablo habla claramente de los que “aman a Dios”. Los que aman a Dios son los que obedecen al evangelio y son hechos conformes a la imagen de Cristo. La predestinación bíblica no tiene nada que ver con la supuesta predestinación del Calvinismo que rechaza el amor de Dios y el libre albedrío del hombre.
Somos llamados por el evangelio (2 Tesal. 2:13, 14) y vemos claramente en Hechos de los Apóstoles que el evangelio puede ser aceptado o rechazado. Hech. 13:46-48.

Recuérdese: MEDIR TODO POR HECHOS DE LOS APÓSTOLES.

RECUÉRDESE TAMBIÉN: LOS TEXTOS SOBRE LA PREDESTINACIÓN ENFATIZAN QUE EL PLAN DE DIOS – EL PROPÓSITO DE DIOS -- DESDE ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO SE CUMPLE EN EL EVANGELIO Y LAIGLESIA COMPUESTA DE JUDÍOS Y GENTILES.


EL PURGATORIO



CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA (ASOCIACIÓN DE EDITORES DEL CATECISMO):      P. 241, III, LA PURIFICACIÓN FINAL O PURGATORIO. 1030. Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una  purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo.
1031 La tradición de la Iglesia, haciendo referencia a ciertos textos de la Escritura (por ejemplo, 1 Co 3, 15; 1 P 1, 7, habla de un fuego purificador: Respecto a ciertas faltas ligeras, es necesario creer que, antes del juicio, existe un fuego purificador, según lo que afirma Aquel que es la Verdad, al decir que si alguno ha pronunciado una blasfemia contra el Espíritu Santo, esto no le será perdonado ni en este siglo, ni en el futuro (Mt. 12, 31). En esta frase podemos entender que algunas faltas pueden ser perdonadas en este siglo, pero otras en el siglo futuro (San Gregorio Magno, dial. 4, 39).
1032. Esta enseñanza se apoya también en la práctica de la oración por los difuntos, de la que ya habla la Escritura: “Por eso mandó (Judas Macabeo) hacer este sacrificio expiatorio en favor de los muertos, para que quedaran liberados del pecado (2 Macabeos 12, 46).

La Iglesia Católica enseña que las almas de individuos que han muerto con pecados veniales (transgresiones no mortales sino leves) que no han sido perdonados, o con pecados por los cuales no han sufrido la pena temporal no van al infierno pero tampoco al cielo, sino a este lugar llamado “purgatorio” para ser purificadas con fuego para ir eventualmente al cielo.
Para probar esta doctrina citan 2 Macabeos 12:43, texto vago en un libro “apócrifo”. Los libros “apócrifos” son libros agregados a la Biblia que supuestamente son libros sagrados pero que no pertenecen al canon de la Biblia.  No se incluyen en la Septuaginta, versión griega del Antiguo Testamento. Y no fueron aceptados como Escritura por los judíos ni por Cristo y los apóstoles.
Pero este texto no les ayuda. En los versículos anteriores (2 Macabeos 12:38-40) aprendemos que “encontraron debajo de la ropa de los que habían sido muertos algunas ofrendas de las consagradas a los ídolos que había en Yamnia, cosas prohibidas por la ley de los judíos, con lo cual conocieron todos evidentemente que esto había sido la causa de su muerte”.
Este texto no les ayuda para justificar la doctrina del purgatorio porque habla de gente culpable de la idolatría y este pecado según el catolicismo es pecado mortal y no venial (pecado que no resulta en separación eterna de Dios).

Uno de los textos del Nuevo Testamento que se emplea (mal) para probar la existencia del purgatorio es Mateo 12:32, “A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero”. El argumento católico es que en el cielo no hay pecado y que no se refiere al infierno porque en el infierno no habrá perdón; por eso, tiene que ser purgatorio.
Una de las reglas más importantes para entender y explicar textos bíblicos es que se tome en cuenta lo que dicen los textos paralelos. Marcos 3:29 es paralelo  con Mateo 12:32. Mateo y Marcos hablan de la misma ocasión y las palabras de Marcos explican perfectamente las palabras de Mateo, diciendo, “pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno”. La frase “no tiene jamás perdón” equivale a “no será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero”. Indudablemente el texto en Marcos fija el significado verdadero de las palabras de Mateo.

Además, otro texto paralelo es Lucas 12:10 dice, “no le será perdonado”. Estos dos textos (Marcos 3:29; Lucas 12:10) explican perfectamente lo que Mateo dice (12:32): Dicen que nunca tiene perdón. Es indispensable que dejemos que la Biblia se explique sola, que la Biblia explique la Biblia.

También citan 1 Corintios 3:15 para sostener la doctrina del purgatorio donde supuestamente los que mueren con pecados no mortales van para ser purificados con fuego (y con oraciones y el pago de misas). 1 Corintios 3:13-dice, “Si la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cual sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, el sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego”-
Pero este texto no les ayuda porque dice que “la obra de cada uno se hará manifiesta… pues por el fuego será revelada” y la Iglesia Católica no enseña que “cada uno” va al purgatorio. La “obra” en este texto son los que hayan convertido. La “obra” de cada quien  es probada como si fuera por fuego y aunque se pierda su obra (es decir, los conversos no perseveran), comoquiera si el obrero era cumplido en su trabajo él será salvo.
Además la Iglesia Católica enseña que almas son purificadas en el purgatorio pero 1 Corintios 3:15 no habla de almas sino de obras.
Tampoco habla este texto de purificar sino de probar. La obra de cada quien (los que hayan convertido) es probada como si fuera por fuego y aunque se pierda su obra (los conversos no perseveran), comoquiera si el obrero era cumplido en su trabajo él será salvo.

Nadie es purificado por fuego. Esta doctrina niega la eficacia de la sangre de Cristo. Somos purificados por la sangre de Cristo y nuestra obediencia. No hay texto que enseñe que el fuego sirva para purificar. Esta doctrina (purgatorio) contradice 1 Juan 1:7 y los otros textos que dicen que somos redimidos por Cristo y su sangre.

Otro texto muy importante en este estudio es Lucas 16:19-31. Cristo habla de cierto hombre llamado Lázaro. (Por eso, este texto no es parábola porque las parábolas nunca de hablan de personas en particular).
El rico murió y en el Hades alzó los ojos estando en tormentos, diciendo “ten misericordia de mí porque estoy atormentado en esta llama”. No dice nada de purgatorio y no se le ofreció la esperanza de escapar después de ser purificado por fuego por algún tiempo (con tal que su familia orara por él y pagara por cierto número de misas).

Finalmente, consideremos 1 Pedro 3:18-20. Se afirma erróneamente que Cristo predicó a las almas en el purgatorio. Dicen que los encarcelados no están en el cielo y que los que van al infierno no se llaman encarcelados; por eso, tiene que ser el purgatorio.
Pero otra vez la Iglesia Católica se contradice a sí misma. ¿Quiénes son estos encarcelados? Eran los “desobedientes”, palabra que se traduce “incrédulos” en la Biblia Católica (Editorial Herder, Barcelona) y este es pecado mortal. Por eso, otra vez el mismo texto que tuercen les contradice.
Los encarcelados de este texto no están en el purgatorio sino en lo que el apóstol Pedro llama el “tártaro”, o “prisiones de oscuridad” (2 Pedro 2:4) reservados para el juicio final. No hay “segunda oportunidad” para los tales. (El “Tártaro” es el lugar de tormento en el Hades, la morada provisional de los espíritus sin cuerpo. Los muertos fieles van al Paraíso, lugar de reposo en el Hades).
Recuérdese que 1 Pedro 1:10-12 enseña que el Espíritu de Cristo estaba en los profetas y Noé era uno de aquellos profetas. Por eso, este texto (1 Pedro 3:18-20) se refiere a la predicación de Cristo por boca de Noé del cual el texto habla claramente. Los incrédulos (los que desobedecieron esa predicación) son los que en la actualidad están encarcelados en el Tártaro (Hades) esperando el juicio final.


Conclusión.
Después de la muerte no habrá ni penitencia, ni oraciones ni otros medios de salvación. Hebreos 9:27; Proverbios 11:7; 2 Corintios 5:10.
El “purgatorio” es producto de la imaginación del clero romano. Es pura ficción. Como dice el apóstol Pablo (2 Timoteo 4:4), “Y APARTARÁN DE LA VERDAD EL OÍDO Y SE VOLVERÁN A LAS FÁBULAS”.