SATANÁS “ENGAÑA AL MUNDO ENTERO” CON LA DOCTRINA FALSA Y ABSURDA DEL “PECADO ORIGINAL”



Introducción
Para hacerlo Satanás empleó al muy famoso y popular “San Agustín”, obispo católico de Hipona en África (354 – 450 d. de J.C.), el más influyente maestro y escritor del vasto mundo católico/protestante (evangélico). Enseñó que como resultado del pecado de Adán todo ser humano es culpable del “pecado original”, que nace corrupto, totalmente depravado e incapaz de hacer el bien, incapaz de creer. 
La Biblia habla de toda clase de pecado, de hecho, de palabra, de pensamiento, de desobedecer y de no hacer la voluntad de Dios, etc. pero ¿pecado original? ¿Qué texto habla de tal pecado? Génesis 3:16-19 describe las consecuencias del pecado de Adán y Eva pero no hay la más mínima referencia a un “pecado original” que sería heredado por los descendientes de Adán. ¡Tal concepto contradice todo lo que la Biblia enseña sobre el tema del pecado!

  • LA DOCTRINA. Se enseña que cuando Adán pecó sus descendientes pecaron. Este pecado se llama el “pecado original”. Según esta falsa doctrina todos nacen con naturaleza corrupta.
  • Según esto, el hombre nace pecador. Peca porque es pecador. Es humano pecar. De esta manera se disminuye y aun se quita la culpa, porque la doctrina enseña en efecto que el hombre peca porque tiene que pecar. Satanás quiere que la gente diga, “Pecamos todo el tiempo, no podemos evitarlo”.
  • Es doctrina de Satanás (1 Timoteo 4:1) para engañar al hombre con respecto al pecado. Satanás tiene ministros (2 Corintios 11:15) que enseñan que los pecados del hombre son tan extensos y tan malos que la única explicación es que nacen corruptos. Hablan de la violencia de las pasiones y la fuerte inclinación hacia lo malo y concluyen que el hombre nace corrupto, desprovisto de la vida divina y, por lo tanto, enemigo de Dios.
  • Citan varios textos que hablan de lo enorme del pecado: Génesis 6:5; Romanos 3:10-18; etc. Y concluyen que para ser tan corruptos tuvieron que haber nacido con naturaleza corrupta.
  • Aun enseñan que el hombre pecador no puede cambiar. Citan Job 14:4, “¿Quién hará limpio a lo inmundo? Nadie”. Jeremías 13:23, “¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?”
  • El ejemplo principal que usan es Salmo 51:5, “He aquí, en maldad he sido formado, y en pecado me concibió mi madre”.
  • Otro texto que usan mal es Romanos 5:12-18, “12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres …  por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres”.


REFUTACIÓN DE ESTA FALSA DOCTRINA
Génesis 3:16-19, 24 explica las consecuencias del pecado de Adán y Eva y no hay la más mínima referencia a esta falsa doctrina.
Dios forma el bebé en el vientre de su madre. Salmo 139:13, “Tú me hiciste en el vientre de mi madre”. Zacarías 12:1, Jehová “forma el espíritu del hombre dentro de él”. Hebreos 12:9, es el “Padre de los espíritus”. Hechos 17:29, somos “linaje de Dios”. Entonces ¿es corrupto el bebé que es formado, cuerpo y espíritu, por Dios? ¡Qué acusación más fea y abominable?
Tienen otro “dios”. Obviamente el “dios” del catolicismo (y otras religiones que enseñan esta doctrina) no es el Jehová Dios de amor de la Biblia. 1 Juan 4:16, “Dios es amor”. ¿Qué clase de amor corrompe el espíritu del bebé antes de nacer?
Génesis 6:5 habla de la perversidad del hombre, pero no dice que nacieron así. El versículo 12 dice que “toda carne había corrompido su camino”.
Salmo 51:5 no dice “he sido formado con maldad en mí”; este texto significa que David fue formado y nació en un mundo de maldad. Emplea lenguaje figurado (hipérbole, exageración) para dar énfasis a lo enorme de sus pecados… Al decir “en maldad he sido formado y en pecado me concibió mi madre” él habla de la prevalencia del pecado en el mundo.
Compárese Hechos 2:8, “nuestra lengua en la que hemos nacido”. Véase Salmo 58:3, “Se apartaron los impíos desde la matriz; se descarriaron hablando mentira desde que nacieron”. ¿El infante miente? “Se descarriaron” ¿de qué? De su estado de inocencia. Si nacieron totalmente corruptos ¿cómo era posible que “se descarriaron”?
¿Este texto es literal o figurado? Job 31:17, 18 nos ayuda con esto: Job insiste en que ayudó al huérfano diciendo “porque desde mi juventud creció conmigo como con un padre, y desde el vientre de mi madree fui guía de la viuda”. Obviamente la expresión “desde el vientre de mi madre” equivale a “desde mi juventud”. (Dejemos que la Biblia se explique sola).
Desde el vientre. Isaías 48:8 , “te llamé rebelde desde el vientre”. Salmo 22:10, “Desde el vientre de mi madre tú eres mi Dio”.Salmo 71:6 “En ti he sido sustentado desde el vientre”. Lenguaje poético, figurado para dar énfasis.
De principio a fin en este Salmo David habla de “mis rebeliones”, “mi maldad”, “mi pecado”, “contra ti he pecado”, “he hecho lo malo” (“hecho” no “heredado”).
Todas estas expresiones indican libre albedrío y que David mismo era responsable y culpable…
EL PECADO NO SE HEREDA. MAS BIEN SE COMETE. 1 Juan 3:4, “el pecado es infracción de la ley”.
Santiago 4:17, “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado”. Uno peca al no obedecer la voluntad de Dios.
Ezequiel 18:20, “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre” y no hay texto que enseñe que los descendientes de Adán lleven el pecado de él. 2 Corintios 5:10, “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”. No daremos cuenta de algún supuesto pecado heredado de nuestros padres o de Adán. Eso sería sumamente injusto. Romanos 2:6, “el cual pagará a cada uno conforme a sus obras”, no conforme a lo que Adán o nuestros padres hayan hecho. Romanos 14:12, “De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí”. ¿Dónde está el texto que diga que daremos cuenta del pecado heredado de Adán o de nuestros padres?
Romanos 5:12, “Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres”. ¡El apóstol Pablo no pone “punto” aquí! La frase no termina aquí. ¡Hay algo más! “por cuanto todos pecaron”. ¿Por qué no quieren leer y fijarse en esta última frase los que enseñan el “pecado original”? No les conviene, porque enseña la responsabilidad de cada quién por haber pecado. Romanos 3:23 lo repite.
El papel de Adán se afirma claramente aquí: por él “el pecado entró en el mundo”. Adán introdujo el pecado en el mundo, pero entonces la muerte (la muerte espiritual) pasó a todos los hombres POR CUANTO TODOS PECARON.
Entonces Pablo sigue explicando el asunto en Romanos 5:17, 18, “Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia. 18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida”.
            Adán introdujo el pecado en el mundo y todos sus descendientes voluntariamente lo han imitado (Romanos 3:23; 5:12) y han caído bajo condenación. Nadie ha sido condenado por causa del pecado de Adán. Nadie ha sido condenado incondicionalmente. Nadie nace pecador. Nadie nace con naturaleza corrupta. ¡Tales enseñanzas son doctrina de Satanás!
            Pablo describe la condición del hombre: Adán introdujo el pecado y el pecado resultó en condenación y muerte (separación de Dios). Todos los hombres han imitado a Adán, han pecado y el pecado trae condenación. El Catolicismo y el Calvinismo dicen erróneamente que el hombre llegó a esta condición incondicionalmente. Pablo no dice tal cosa.
            Entonces Pablo habla de la obra de Cristo que deshace el efecto del pecado: “por la justicia de uno (la obediencia de Cristo hasta la muerte, Filipenses 2:8) vino a todos los hombres la justificación de vida”. Pero si aceptáramos el “razonamiento” torcido del Catolicismo/Calvinismo (pecado original incondicional), diríamos que la justicia de uno trajo salvación universal incondicionalmente. Los proponentes de la doctrina del llamado “pecado original” y “el nacer con naturaleza corrupta” simple y sencillamente no son honestos por no enseñar la salvación universal incondicional.
            La enseñanza diabólica de la supuesta imputación del pecado de Adán a sus descendientes es profunda insensatez y locura.

CONCLUSIÓN
            Igualmente insensatas son otras doctrinas y prácticas que resultan de este error:

            CONCEPCIÓN INMACULADA… “BAUTISMO” INFANTIL… PREDESTINACIÓN (ELECCIÓN INCONDICIONAL DE ALGUNOS PARA SALVACIÓN Y LOS DEMÁS REPROBADOS AL INFIERNO DE FUEGO) … EXPIACIÓN LIMITADA (que Cristo murió solamente por los elegidos) … GRACIAS IRRESISTIBLE (que los elegidos son regenerados por el Espíritu Santo – pero no por haber obedecido al evangelio) … PERSEVERANCIA DE LOS ELEGIDOS (que no pueden caer de la gracia) … Véase 1 Pedro 4:11. 


Depravación Total Hereditaria



Al igual que con las otras cuatro doctrinas del calvinismo, la doctrina de la depravación total hereditaria, también conocida como la doctrina del “pecado original”, es impartida por un gran número de denominaciones.
La frase, “depravación total hereditaria”, implica tres cosas que los calvinistas creen acerca de la naturaleza de todos los seres humanos al nacer. 
  • Son depravados. Están atrapados en, y son culpables del, pecado.
  • Son totalmente depravados. Nada acerca de ellos es bueno.
  • Su condición pecaminosa, de depravación, en la que han nacido es hereditaria – involucrando a sus antepasados.


En este artículo examinaremos esta doctrina al ver la forma en que se expresa por las denominaciones, y las personas que la enseñan, y el significado básico de los términos utilizados para expresarla; los textos de prueba utilizados por sus partidarios para defenderla; y sus consecuencias si es que fuera cierta; y algunas objeciones bíblicas a la misma.


La Depravación Total Hereditaria Expresada.

La Confesión de Westminster declara, “Ellos [refiriéndose a Adán y Eva] siendo la raíz de toda la humanidad, la culpa de este pecado fue imputada, y la muerte misma en pecado y la naturaleza corrupta fue trasmitida a toda su posteridad, descendiendo de ellos por la procreación ordinaria. De esta corrupción original proceden todas las transgresiones reales, porque ella nos hace completamente indispuestos, inhabilitados, y opuestos a todo lo bueno, e inclinados enteramente a todo mal” (Capítulo VI).

La Confesión de Fe de Filadelfia, el primer credo adoptado por las iglesias bautistas en los Estados Unidos, dice, “Nuestros primeros padres por el pecado, cayeron de su rectitud y comunión con Dios originales, y nosotros en ellos, por lo que la muerte vino sobre todos; todos llegando a estar muertos en pecado, y enteramente profanados en todas las facultades, y partes del alma, y del cuerpo” (pag. 24).
“Ellos [una referencia a Adán y Eva] siendo la raíz, y por nombramiento de Dios, colocados en el sitio, y en lugar de toda la humanidad, la culpa de su pecado fue imputada, y su naturaleza corrompida transferida, a toda su posteridad, descendiendo de ellos por la procreación ordinaria, ahora siendo concebidos en pecado, y por naturaleza hijos de ira, los siervos del pecado, los sujetos de muerte y todas las otras miserias, espirituales, temporales, y eternas, a menos que el Señor Jesús los liberte” (pag. 24).
“De esta corrupción original por la que todos están completamente indispuestos e inhabilitados, proceden todos las transgresiones reales, porque están hechos para que se opongan a todo bien, e inclinados enteramente a todo mal” (pag. 24).

La Confesión de fe de Augsburgo, fue presentada el 25 de junio de 1530, ella contiene los 28 artículos que constituyen la confesión básica de las iglesias luteranas. Ella relata, “…Que desde la caída de Adán, todos los hombres… nacen con pecado, que están sin temor de Dios… y esta enfermedad o vicio de origen es verdaderamente pecado aún ahora al condenar y traer muerte eterna sobre aquellos no nacidos de nuevo…”.

Juan Wesley, 1703-1791, “un líder del Avivamiento Evangélico y fundador de la iglesia Metodista en Gran Bretaña y Estados Unidos…”; (The World Book Encyclopedia, Vol. 21, pág. 352), respecto a la doctrina de la Depravación Total Hereditaria, dijo, “Estamos condenados antes de que hayamos hecho bien o mal, bajo maldición antes de que sepamos lo que es” (Sermons on Original Sin, pág. 340)


Textos de prueba usados para apoyar la Depravación Total Hereditaria.

Génesis 6:5. El argumento basado en este texto es que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal, por lo tanto, todos los hombres nacieron totalmente depravados.
Respuesta: En el mismo contexto, Noé era “varón justo, era perfecto en sus generaciones” (v.9). El texto declara que “toda carne había corrompido su camino sobre la tierra” (v.12), no que nacieron corrompidos. Si este versículo representa la depravación total hereditaria, entonces ¿por qué no estaba igual en las generaciones anteriores a la de Noé? ¿Por qué Dios no destruyó a la humanidad antes? ¿Cómo se explica, si todos los hombres estaban depravados, que en Génesis 4:26, “los hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová”?

Salmos 51:1-5. El argumento sacado de este pasaje dice que David, siendo concebido en pecado y nacido en iniquidad, era un pecador al tiempo de su nacimiento.
Respuesta: Nada en el texto o el contexto dice que David nació pecador. David pide a Dios que perdone su pecado, no el pecado de su madre. Su madre pudo haber concebido en pecado, pero no se sigue lógicamente, ni se indica, que el niño herede ése pecado. Los padres de David eran simplemente como el resto de los hombres y mujeres, pecadores que vivieron en un mundo de pecado.

Salmo 53:1-3. El argumento sacado de este texto indica que si nadie hace lo bueno, y por lo tanto, debemos ser pecadores innatos.
Respuesta: El contexto declara de algo totalmente diferente.
  • ¿Por qué corruptos? Ellos “hicieron abominable maldad” (v.1).
  • ¿Está hablando de bebés? Un bebé no puede “buscar a Dios” (v.2).
  • Éstos “se habían vuelto atrás” al pecado (v.3). No nacieron en pecado.
  • Éstos “se habían corrompido” (v.3). No nacieron así.


Salmo 58:3. Este argumento dice: “Se apartaron los impíos desde la matriz”.
Respuesta: Note el uso de la frase, “Se descarriaron hablando mentira”. No nacen ya siendo impíos. En este pasaje los bebés no están bajo consideración. La frase “hablando mentiras” indica una edad suficiente para hacerlo. Cierran sus oídos (v.4,5), es decir, son bastante mayores para entender. Además, los bebés no nacen con dientes (v.6).

Romanos 3:19. El argumento de los calvinistas usado de este pasaje es que todo el mundo es culpable de pecado ante Dios porque nace en pecado.
Respuesta: Pero, en este pasaje ni siquiera se mencionan el pecado de Adán o la depravación total hereditaria. El pasaje está declarando simplemente que los judíos y los gentiles son culpables de pecar contra Dios. Observe el versículo 12: “Todos se desviaron”. Uno no se puede desviar de aquello en nunca estuvo.

Romanos 5:12-21. Este pasaje se utiliza para argumentar que la culpa del pecado de Adán, y así la depravación, ha sido pasada a toda la gente.
Respuesta: Mientras que este es un pasaje difícil, hay dos cosas importantes que recordar las cuales nos ayudan entender este texto en su contexto.
  • “todos pecaron” (v.12; compare con Rom. 3:23). La gente está sujeta a muerte debido a su propio pecado.
  • …en vida por uno solo, Jesucristo” (v.17). El versículo 17 enseña que la vida y la muerte son condicionales. Si decimos que el pecado de Adán trae muerte espiritual automática, debemos también decir que la vida de Cristo trae vida espiritual automática. Fue la sentencia de “muerte”, no el pecado, lo que se propagó a todos los hombres.


Romanos 8:6-7. La argumento aquí es que “mente carnal” (v.7), lo que se refiere a los no convertidos.
Respuesta: Los versículos cuatro y cinco muestran que los que tienen mentes carnales, “andan según la carne”, pero nunca afirma que nacen en pecado.

1 Corintios 2:14. Su argumento basado en este pasaje es que el hombre natural (pecador, sin revelación) no puede entender y no acepta las cosas de Dios porque él es inherentemente pecador.
Respuesta: El “hombre natural” no se refiere a una persona pecadora y depravada que ha heredado los pecados de sus padres. Tiene referencia a uno que solamente le importan las cosas materiales, temporales y quién descuida las responsabilidades espirituales. Tal persona busca sabiduría terrenal, no espiritual (vea 1 Cor. 1:18-25). A él, en el versículo 14, se le contrata con la persona espiritualmente orientada del versículo 15.

1 Corintios 15:22. El argumento es que Adán trajo muerte física sobre toda la gente y cada persona que muere lleva la culpa y el castigo del pecado de Adán.
Respuesta: ¿No se detiene a razonar que, si todos perdieron la vida espiritual en Adán, este pasaje también requiere que toda la gente llegue a tener la vida espiritual en Jesús, y que todos serán salvos (vea Mateo 7:13-14)? El castigo es inherente, no la culpa.

2 Corintios 7:1. El argumento es que la carne y el espíritu están contaminados.
Respuesta: El texto se está dirigiendo a cristianos diciéndoles que se limpien de todas las contaminaciones de la carne y del espíritu. Este pasaje trae, una gran dificultad a la doctrina calvinista de la Perseverancia de los Santos.


Consecuencias de la Doctrina de la Depravación Total Hereditaria.

Ninguna persona no regenerada puede hacer el bien. Cada acto de un mundano (inconverso) es pecaminoso. Incluso si el tal ayudase a una víctima de algún accidente o al necesitado, él todavía peca, dicen los calvinistas, porque él lo hace por motivo incorrecto. Es imposible que él tenga algún motivo correcto porque está totalmente depravado.

La salvación de un individuo descansa totalmente en Dios. Nada de lo que haga una persona afecta su salvación.

Dios debe tomar medidas milagrosas directas para salvar el alma de una persona. Así, el concepto falso de la operación directa del Espíritu Santo en la conversión del pecador se presenta necesariamente del principio de la depravación total hereditaria.


Objeciones Bíblicas a la Depravación Total Hereditaria.

Éxodo 32:31-33. Moisés pidió que Dios lo dejara recibir el castigo por los pecados del pueblo de modo que ellos pudieran ser salvos. En su respuesta, Dios nos deja saber a todos que son los que han pecado, no los nacidos en el pecado, a quienes se les quita del libro de la vida.

Deuteronomio 1:34-39. Los Israelitas no podrían entrar en la tierra prometida debido a pecado, pero sus niños sí podrían.

Eclesiastés 7:29. Dios hizo al hombre recto. No está depravado cuando nace. Al contrario, él está sin pecado.

Isaías 59:1-8. Pecados e iniquidades de ustedes, no los de algún otro, los separan de Dios. Los versículos tres al ocho enumeran algunos pecados específicos (asesinato, mentira, ser violento, correr hacia el mal, etc.). ¿Podría un bebé recién nacido haber hecho estas cosas?

Ezequiel 18:5-20. Un hijo honrado no es culpable de los pecados de su padre impío, ni un padre honrado es culpable de los pecados de su hijo impío. La conclusión en el versículo 20 es demasiado obvia para fallarla: "El alma que pecare, esa morirá".

Mateo 18:1-5. Si debemos ser como niños pequeños y si la Depravación Total Hereditaria es verdad, necesitamos ser más como pecadores. La Depravación Total Hereditaria es inconsecuente con la enseñanza de Jesús sobre la naturaleza de niños. Si uno cree al calvinista y a los credos denominacionales, cuando Jesús manda a las personas que se hagan como niños, deben ser: “Contaminados enteramente en todas las facultades del alma y del cuerpo" y ser "Por naturaleza hijos de ira”.

Romanos 7:9-11. En lugar de nacer espiritualmente muerto, el apóstol Pablo nació espiritualmente vivo. Venimos a estar espiritualmente muertos debido a nuestros propios pecados, no debido a pecados que heredamos de nuestros antepasados. La muerte vino a todos porque todos pecamos (Rom. 5:12; “muertos por sus pecados”, Col. 2:13).

1 Corintios 14:20. “Sed niños en la malicia”. Si los bebés fueran totalmente depravados, ¿por qué el apóstol Pablo animaría a alguna persona a que fuera como ellos?

1 Juan 3:4. Aquellos que creen en el pecado heredado ni siquiera entienden la naturaleza misma del pecado. Uno es pecador porque comete pecado por violar el estándar de conducta que Dios ha dado para guiarlo.


Conclusión.
  • La base del calvinismo se originó, no en la mente de Dios, sino en la mente de un teólogo equivocado.
  • Una persona viene a ser pecador cuando viola la ley de Dios, no cuando nace.
  • No heredamos el pecado de nuestros padres, ni el de Adán ni de ningún otro.

EL “DIOS” DEL AGUSTINISMO/CALVINISMO



Introducción:
          El apóstol Pablo habla de los que predican a otro Jesús, a otro Espíritu, otro evangelio (2 Corintios 11:4). Es lo que hacen los testigos de La Atalaya; predican a otro “cristo”, un “cristo” creado, una mera “cosa” (Colosenses 1:16, TNM). Hay grupos pentecostales (los “sólo Jesús”), que predican a otro “cristo” diciendo que Cristo es Padre, Hijo y Espíritu Santo.
          De la misma manera los calvinistas predican a otro dios, un dios que no es en ningún sentido el Dios de la Biblia, el Dios que es amor (1 Juan 4:16).
          ¿Qué significa el término “calvinismo”? Es agustinismo (“San Agustín”, obispo católico, ex gnóstico, 5to siglo) una religión completamente falsa y antibíblica compuesta de cinco puntos:
          1) El pecado original y la depravación total. Significa que todo ser humano nace con pecado original, heredado de Adán, y por eso corrupto en todas sus facultades, depravado de todo bien, incapaz de creer. Los proponentes de esta doctrina falsa tuercen muchos textos bíblicos (2 Pedro 3:16) para sacar tal conclusión absurda. No hay texto alguno que enseñe que al pecar Adán llegó a ser totalmente corrupto y depravado del bien en todas sus facultades. Además es exagerada insensatez hablar del pecado heredado. El pecado se comete, no se hereda (1 Juan 3:4).  Ezequiel 18:20, “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre”. El calvinismo rechaza esto como rechaza docenas de otros textos bíblicos.
           2) La elección incondicional. Esta segunda doctrina sigue inevitablemente después de la primera, porque si todos nacen corruptos, totalmente depravados de todo bien, el dios de esta doctrina tiene que elegir (escoger), aparte de la voluntad del ser humano, a los que serán salvos para vida eterna y reprobar a los demás al infierno de fuego. ¡Fíjese bien! Todo esto sucede con todo bebé antes de nacer. Desde luego tal acción no tiene nada que ver con el Dios que es amor, sino de un dios diabólico inventado por un sistema religioso procedente del gnosticismo. El Dios. Este dios del calvinismo hace acepción de personas. El Dios verdadero, el Dios que es amor no hace acepción de personas (Hechos 10:34, 35; Romanos 2:11). Por eso, el dios del calvinismo no es el Dios que es amor.
          Esto sucede (según el calvinismo) de acuerdo al consejo secreto del soberano dios de los calvinistas y es para el buen placer de su dios. ¿ESTO ES AMOR?
           3) La expiación limitada. Esta doctrina falsa enseña que Cristo murió solamente por los elegidos. Claro, tiene que ser así porque ¿cómo morir por los que no pueden ser salvos? Pero este dios del calvinismo se atreve a contradecir 1 Juan 2:2, “Y él es la propiciación por nuestros pecados, y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”. Los calvinistas deben imitar a los testigos de La Atalaya y producir su propia “biblia” para enseñar su doctrina falsa.
           4) La gracia irresistible, que el Espíritu Santo vendrá sobre los elegidos para regenerarlos para que puedan creer. Así es el “otro evangelio”, el evangelio falso, de los calvinistas. Romanos 1:16, el apóstol Pablo dice, “Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree”, pero el “evangelio” corrupto del calvinismo es el poder de su dios y es para perdición. Todos los que esperen una “experiencia de gracia” efectuada por el Espíritu Santo esperan en vano. Los que profesen haber recibido tal experiencia han sido cruelmente decepcionados.
           5) La perseverancia de los santos, o sea, que “una vez salvo siempre salvo”, que no pueden caer de la gracia. No pueden caer de la gracia porque el calvinismo no pone a nadie en la gracia (favor) de Dios. No hay salvación en el calvinismo sino pura decepción.
          Advertencia: Los calvinistas son descendientes de los gnósticos (1 Juan 2:2, 3; Colosenses 2:18) porque el fundamento del calvinismo es la mentira que todo ser humano nace corrupto. Esto procede de conceptos gnósticos de que toda materia (por eso, el cuerpo) es corrupto. De eso el calvinismo saca la idea chueca de que todos nacen corruptos.
          Entonces, teniendo la actitud de los gnósticos los calvinistas son arrogantes y orgullosos, creyendo que solamente ellos entienden el calvinismo. Al leer un estudio como el presente que expone la falsedad de esa religión dicen que personas como este servidor no están preparados para examinar el calvinismo. Esto suena exactamente como los “gnósticos” que eran los que profesaban ser los “conocedores”,  pensando que eran superiores a todos y que tenían entendimiento que solamente los “iniciados” podían poseer. Siendo parientes de los gnósticos los calvinistas piensan de la misma manera.
           Están seguros que el calvinismo es el “cristianismo” y que el “cristianismo” es el calvinismo y que los que nos oponemos al calvinismo no lo entendemos . En esto están admitiendo que el calvinismo no es el evangelio del Nuevo Testamento porque el evangelio verdadero sí es entendible. Marcos 12:37 dice que la “gran multitud del pueblo le oía (a Jesús) de buena gana”. Dicen los calvinistas que se requiere preparación y entrenamiento muy especial para poder examinar el calvinismo, pero Hechos 17:11 dice que los de Berea que ni siquiera eran cristianos fueron alabados por Lucas como gente “noble” porque escudriñaban las Escrituras para ver si Pablo enseñaba la verdad. 2 Timoteo 1:5, Pablo dice que desde la niñez Timoteo había sabido las Sagradas Escrituras. Así es el evangelio. Todos lo pueden entender. Por eso, cuando los calvinistas dicen que nosotros no somos capaces de examinar esa religión, están admitiendo que no es bíblica.


DIOS (EL VERDADERO DIOS DE LA BIBLIA) ES AMOR

          1 Juan 4:16, “Dios es amor”. 2 Pedro 3:9, “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. 1 Timoteo 2:3, 4, “Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad”.
          Pero esto no se puede decir del dios del calvinismo lo cual enseña que antes de nacer el bebé dios ya lo ha escogido para salvación (vida eterna) o para reprobación (ser echado al infierno de fuego). El dios del calvinismo es un dios injusto y cruel.  (Con razón algunos calvinistas tienen vergüenza de su doctrina).
          El Dios de la Biblia es el Creador de todo ser humano, formándolo en el vientre de su madre (Salmo 139:13; Job 31:15) y “forma el espíritu dentro” del hombre (Zacarías 12:1). Ese espíritu es limpio y puro. Todo bebé nace inocente. Jesús dice (Lucas 18:16), “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios”.


DEPRAVACIÓN TOTAL

          Pero el calvinismo enseña que todo bebé nace totalmente corrupto, depravado del todo bien, incapaz de pensamientos puros, incapaz de creer. Por eso, practican lo que llaman el “bautizo infantil” que no es en ningún sentido bautismo bíblico. Más bien, hace burla de toda la enseñanza del Nuevo Testamento sobre el bautismo que es inmersión en agua del creyente penitente para el perdón de pecados (Hechos 2:38).
          Juan3:16 dice lo siguiente del Dios de la Biblia: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”.
          Este no es el dios del calvinismo sino Jehová Dios de la Biblia. El dios del calvinismo no sabe nada de la salvación de “todo aquel que en él cree”.
          El calvinismo enseña que antes de la fundación del mundo el dios de ellos escogió a ciertas personas para salvación eterna y a los demás para perdición eterna. Por eso, obviamente el calvinismo tiene otro dios aparte del Dios de la Biblia. Es pura blasfemia acusar al Dios de la Biblia de tal injusticia. ¡Imagínese! ¡Qué pensamiento más horrible! Que una persona aun antes de nacer fuera predestinada a pasar la eternidad en el infierno de fuego! Muy obviamente el dios del calvinismo no es el Dios de la Biblia.


SIN LIBRE ALBEDRÍO

          Por lo tanto, el “hijo” del dios del calvinismo es puro títere (marioneta, robot) porque no tiene libre albedrío.
          El calvinismo enseña que el bebé nace corrupto, depravado totalmente y no puede creer, no tiene libre albedrío.
          Juan7:37, “En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”. Pero el dios del calvinismo dice que el hombre no tiene libre albedrío y, por eso, aunque tenga sed no puede venir a Cristo para recibir el agua de vida.
          Mateo 11:28, “ Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. Pero el dios del calvinismo dice que el hombre no tiene libre albedrío y no puede aceptar la invitación de Cristo.
          Apocalipsis 3:20, “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenará con él, y él conmigo”, pero el calvinismo dice que no es posible que la gente responda a esta invitación de Cristo sino que los elegidos tienen que esperar hasta que el Espíritu Santo obre milagrosamente en su corazón para regenerarlos y luego su dios les dará fe.


EL DIOS DE LA BIBLIA “NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS”.

          Hechos 10:34, 35, “Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, 35 sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia”. Romanos 2:11, “porque no hay acepción de personas para con Dios”. Siendo amor y queriendo que todos se salven, el Dios de la Biblia ofrece la salvación a toda la humanidad. Cristo dice (Mateo 11:28, “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”.


EL CALVINISMO HACE BURLA DE LA GRAN COMISIÓN

          Hace burla del mandamiento de predicar el evangelio a todas las naciones. Mateo 28:19, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. ¿Por qué predicar el evangelio a “todas las naciones” si hay millones que antes de nacer son reprobados y predestinados al infierno de fuego?
          Léase Hechos 10:42, 43, “42 Y nos mandó que predicásemos al pueblo, y testificásemos que él es el que Dios ha puesto por Juez de vivos y muertos. 43 De éste dan testimonio todos los profetas, que todos los que en él creyeren, recibirán perdón de pecados por su nombre”. Pedro dice que el Señor les mandó que predicasen “al pueblo”. No dijo, “Predicad a un grupo selecto”.
          Lucas 2:10, 10 Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo”.
          Juan 7:37, “En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba”. Obviamente Jesús invita a todos a venir a su salvación, pero si muchos de sus oyentes han sido predestinados al infierno de fuego, sus palabras son crueles y sin misericordia.
          Además, el calvinismo hace burla de este mandamiento de predicar el evangelio aun a los que ellos consideran los “elegidos” (los que han sido escogidos para vida eterna), porque según la doctrina calvinista ellos no son capaces de creer hasta que sean regenerados por el Espíritu Santo. Esto significa que su dios les da el poder de creer pero no es la fe que viene por oír la palabra de Dios. Romanos 10:17, “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios”. El dios del calvinismo no produce fe de la manera que Pablo explica en este texto; más bien, un día, aparte de la voluntad del elegido, el Espíritu Santo le da una “experiencia de gracia mejor sentida que explicada” y ahora sí puede creer porque ya por fin su dios le ha dado fe. (Tuercen Efesios 2:8 para enseñar esto: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”. Obviamente Pablo está diciendo que la salvación es don de Dios pero los calvinistas tuercen el texto para enseñar que la fe es don de Dios, contradiciendo Romanos 10:17, “la fe viene por el oír y el oír por la palabra de Dios”).
  

PENTECOSTALISMO

          Esta falsa religión produce el pentecostalismo. ¿Qué significa todo el énfasis sobre el bautismo con el Espíritu Santo, el hablar en lenguas, etc.? Tiene que ver con la falsa esperanza de ser de los elegidos y recibir del Espíritu Santo alguna experiencia de gracia, algo “mejor sentido que explicado”, para poder hablar en lenguas y proclamar que ahora sí saben que son de los elegidos. Es pura emoción, religión subjetiva, sin base bíblica. En realidad toda la excitación y las experiencias emocionales de la gente bien ilustran que no saben y no pueden saber quiénes son los elegidos. Muchos van al altar y aunque oren y oren no reciben lo que esperan recibir y quedan bien decepcionados. ¡Esta no es el evangelio de Cristo, sino otra consecuencia más de la falsedad del calvinismo! La Biblia enseña claramente que los “elegidos” son los que obedecen al evangelio y son cristianos.


“EXPIACIÓN LIMITADA”

          Otro error fatal enseñado por el dios del calvinismo es lo que llaman “la expiación limitada” que significa que Cristo no murió por todos sino solamente por los elegidos. Muchos calvinistas no aceptan este tercer punto del calvinismo. Se sienten avergonzados por tal concepto y lo rechazan pero son totalmente inconsecuentes porque si algunos son reprobados incondicionalmente y predestinados al infierno de fuego, ¿por qué debería Cristo sufrir tanta tortura y agonía en la cruz por ellos?
          El verdadero Dios de la Biblia dice lo siguiente: 1 Juan 2:1, 2, “Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”.
          Para los calvinistas lo que Juan dice en este texto es mentira. Ellos no le creen. Dicen que Cristo no murió por los que fueron reprobados antes de nacer. Pero la mentira no es la afirmación de Juan sino la enseñanza calvinista.
          Repito: Debemos explicar aquí que muchos calvinistas rechazan esta doctrina de la “expiación limitada” y se les llaman “calvinistas de cuatro puntos”. El verdadero calvinismo tiene cinco puntos cardinales y los que omitan uno de los cinco puntos son totalmente incongruentes porque el calvinismo es un sistema cuyas partes son inseparables. El fundamento (el pecado original o depravación total) requiere la elección incondicional, la cual requiere la expiación limitada, la cual requiere la gracia irresistible, la cual requiere la perseverancia de los santos.


¿CÓMO JUSTIFICAN LA CRUELDAD DE SU DIOS?

          Creen que están justificando y exaltando la soberanía de su dios. ¿En base a qué predestinó su dios a tantas personas al infierno? Simple y sencillamente porque para hacerlo era “el buen placer de su voluntad”. En su manera torcida y cruel de razonar según los escritos de Agustín y Calvino la explicación de la destrucción de los reprobados era escondida en el secreto consejo de su dios. Dicen que era y es por el justo pero incomprensible juicio de dios y es para su placer y su gloria. ¡Imagínese! ¡Su dios recibe “buen placer” sabiendo que billones que no  tuvieron la oportunidad de creer y obedecer al evangelio sufrirán la horrenda tortura de las llamas del infierno para siempre! ¿El tal es dios de amor?
          Pueden decir lo que quieran decir de su dios porque ellos mismos lo han creado. Igualmente han creado todo el sistema religioso llamado agustinismo/calvinismo. Todos los cinco puntos del calvinismo son humanos (diabólicos) y son consecuentes con la voluntad del dios que han creado.
          Pero la gran tragedia es que tuercen docenas de textos bíblicos para dar aparente apoyo a su teología y engañan a millones. Otra gran tragedia es que tantas personas hayan regalado su cabeza a sus pastores/evangelistas y ¿cuál será el destino de los tales?


Un pequeño paso de pecado



“Pecar un poco, y de vez en cuando, no es tan malo”, algunos dicen, y hay muchos otros que están dispuestos a ejercer la “tolerancia”, e incluso condonar pecados con tal que estos parezcan “pecados menores”. Lo que sucede es que muchos piensan que “un pequeño pecado ocasional” no puede ser tan malo, y esto “suena bien” a los oídos.
Esta dañina forma de pensar, no reprende las obras de las tinieblas, sino que participa con ellas (Ef. 5:11), y además ignora el hecho de que nadie puede detenerse en un solo “pecado ocasional” o una “falsa doctrina sin consecuencias”. El pecado es corrosivo (Gal. 6:7). La apostasía nunca se detiene. Esta es la verdad que nos enseña la experiencia, y sobre todo, las sagradas Escrituras.
Lo que se ve como “un pequeño paso de pecado”, se convertirá con el tiempo en un descenso evidente e incontenible hacia las profundidades de las tinieblas. El rey Saúl es un ejemplo de esto. Cuando se enfrentó al desánimo entre sus tropas, decidió pecar asumiendo el rol de sacerdote, y luego dijo al profeta Samuel: “vi que el pueblo se me desertaba, y que tú no venías dentro del plazo señalado, y que los filisteos estaban reunidos en Micmas, me dije: Ahora descenderán los filisteos contra mí a Gilgal, y yo no he implorado el favor de Jehová. Me esforcé, pues, y ofrecí holocausto” (1 Sam. 13:11,12). Tiempo después, Saúl estaba dispuesto a rebelarse de una manera más abierta contra Dios, negándose a matar al rey de Amalec, y tomando del botín ovejas y vacas, las primicias del anatema, para ofrecer sacrificios a Jehová (1 Sam. 15:21-24). Ese primer pecado no corregido lo corrompió, y bien sabemos cómo terminó su vida (2 Sam. 31).
David se encontró en una situación similar. Todo comenzó cuando codició la mujer de su prójimo, lo cual lo llevó al adulterio, la mentira y el asesinato (2 Sam. 11). Un solo paso de pecado “no parecía tan malo”, parecía que podría volverse luego de satisfacer su concupiscencia.

Históricamente, podemos ilustrar este punto con el nacimiento y auge del papado. Un pequeño paso de abandono del patrón de las sanas palabras (2 Tim. 1:13) condujo a la organización consumada en la jerarquía del catolicismo (Papa, Cardenal, Arzobispo, Obispo, Sacerdote, etc.). Que contraste más grande con el patrón del Nuevo Testamento en el cual cada congregación de Cristo es autónoma, sin jefatura de gobierno terrenal, y gozando de igualdad delante de Cristo respecto a las demás congregaciones. Sin duda alguna, los cristianos del siglo II jamás tolerarían que un solo hombre gobernara a toda la iglesia, pero estuvieron dispuestos de ahí en adelante a tolerar tipos de liderazgo desconocidos en la doctrina de los apóstoles (Hech. 2:42), como por ejemplo, el escoger un presidente de los ancianos (cf. Hech. 20:28; 1 Ped. 5:2), y luego aceptar un obispo regional que supervisaba un área determinada, ¿y qué problema habría con un supervisor de distrito para presidir a los ancianos que a su vez presidían a otros? Y así, sucesivamente, hasta el Papa.
Así también sucederá a cada uno de nosotros, que se conforma a pequeños pasos de apostasía. El que una vez fue un fiel siervo de Dios, no se convierte inmediatamente en un reprobado, su caída comenzará con una falta ocasional del servicio fiel a Cristo. Una visita ocasional a un cuestionable lugar de recreación, uno que otro resbalón usando malas palabras, una que otra mentira, alguna copa de vino, etc. Luego las justificaciones, muy convincentes por cierto, por omitir la sincera fidelidad a Cristo (2 Cor. 11:3).

¿Cuál es el remedio? ¡Nunca dar el primer paso! ¡Y si ya lo ha dado, entonces debe arrepentirse! Es por esto que debemos tener cuidado de hacer todo lo que Dios dice en la forma en que lo dice (1  Jn. 5:3). Una ligera salida del buen camino, puede conducirle rápidamente a una condición imposible de revertir (cf. 2 Jn. 9-11).


¡Tengamos cuidado de hacer todo lo que la palabra de Cristo dice, y nada más!


CRISTO NO REINARÁ POR 1000 AÑOS EN LA TIERRA





Rapto Secreto- Gran Tribulación- Anticristo- Armagedón

Introducción.
          Estos términos son usados por los que enseñan que cuando Cristo venga reinará en Jerusalén sobre el trono de David por mil años.
          Es doctrina falsa porque Cristo nunca reinará por mil años sobre un trono literal en la tierra. Su reino se estableció el día de Pentecostés (Hechos 2) y Él sigue reinando como Rey de reyes ahora y reinará hasta el fin del mundo (1 Cor. 15:24). Según este texto, al venir Cristo la segunda vez, en lugar de establecer su reino aquí en la tierra, lo entregará al Padre.

El llamado “rapto secreto”
          En cuanto al supuesto “rapto secreto” léase 1 Tesalonicenses 4:16, 17, “Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.  Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”.
          Aquí está el verdadero arrebatamiento que será cuando Cristo venga otra vez y los vivos ¡seremos arrebatados juntamente con los santos resucitados no para estar con Cristo por siete años sino para estar con Cristo para siempre!
          Muchos enseñan que en su segunda venida Jesús vendrá “por” los santos y silenciosa y secretamente los arrebatará de la tierra para tenerlos consigo durante siete años de “Gran Tribulación” en la tierra. Entonces, después de los siete años, dicen que Cristo vendrá “con” sus santos para establecer su reino (trono) en Jerusalén para reinar mil años. (Véase Mateo 24:21, obviamente se refiere a la destrucción de Jerusalén. V. 16, Judea; v. 17, el que esté en la azotea, no descienda, etc.)
     Dicen que cuando ocurra el “rapto”, muchos hombres se despertarán diciendo, “¿Dónde está mi esposa?” (o hija o madre, etc.)  Dicen que las calles estarán llenas de gente, llorando, gritando porque sus seres queridos habían desaparecido; que allá en la carretera habrá carros sin choferes chocándose por todo lado; que en el juego de fútbol (americano) habrá gran suspenso porque de repente desaparece el “quarterback”; que en la clase sobre la filosofía de la religión, unos alumnos que siempre le daban guerra al profesor (citando textos bíblicos en la clase) desaparecieron de la clase. Algunos llevan placa en su auto que dice “En caso del rapto este automóvil estará sin chofer”.
     Según esta ficción fantástica cierto marido dirá, “¿Dónde está la Biblia? Voy a leer los textos que mi esposa subrayaba”.
     Sin embargo, no se trata simplemente de un supuesto “rapto secreto”; más bien, procede de un sistema de interpretación bíblica completamente diferente y falsa.
     ¿En qué se basa la doctrina del “rapto secreto”?  Luc. 17:34-36, “en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado, y el otro dejado…”  Pero léase el v. 31, “En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás”. Se refiere a los judíos que vivían en Judea. En este texto Cristo predice la destrucción de Jerusalén (profecía que se cumplió en el año 70 del primer siglo). 

¿Tomado, dejado?
     Este es simplemente lenguaje de “separación”. Los preparados son llevados (salvos, seguros), los demás dejados (perdidos). No hay nada de “rapto secreto” en este texto. El único “rapto” (arrebatamiento) es aquel de 1 Tes. 4:16, 17, Cristo desciende y los vivos serán “arrebatados juntamente con” los resucitados “para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”.

Gran tribulación
          Mat.  24:15-22, La “gran tribulación” se refiere al sufrimiento de los judíos en Jerusalén en el año 70 d. de J.C., cuando la ciudad fue destruida por los romanos.
          Mateo 24:21 dice, “porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá”, pero ¿a qué se refiere? ¿A los siete años que supuestamente preceden la batalla de Armagedón? Claro que no, los que enseñen esto tuercen las Escrituras (2 Ped. 3:16) para enseñar fábulas (2 Tim. 4:4).
          Un niño de primeria simplemente leyendo Mateo 24:16-20, los versículos que preceden al v. 21, y texto paralelo en Lucas 21:20 (“cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos”) puede entender que Cristo habla de la destrucción de Jerusalén.

1 Tes. 5:1-3
     Cristo no vendrá durante una supuesta “Gran Tribulación”. Más bien, como Pablo explica, estarán diciendo, “paz y seguridad”. Eso no suena como “gran tribulación”. Recuérdese que la gran tribulación ocurrió el año 70 cuando los romanos destruyeron Jerusalén.

Estudiar todos estos textos paralelos
     Leer Mateo 24; Mar. 13; Luc. 17:31-36; Luc. 21. Jesús predice la destrucción de Jerusalén. Esta profecía se cumplió en el año 70 de ese mismo siglo.

Mateo 24:6, 14, “el fin”
     No se refiere al fin del mundo, sino al fin de Jerusalén. Véase el v. 16. Compárese Luc. 21, capítulo paralelo, v. 20, “Jerusalén rodeada de ejércitos” (romanos) que sitiaron la ciudad en el año 70 de esa época.

Señales
     Mat. 24:6-14,22, Estas señales se observarían poco antes de la destrucción de Jerusalén. (Y la historia confirma que por cierto ocurrieron).
     Mat. 24:34, “no pasará esta generación hasta que todo esto acontezca”. Lo que Jesús profetiza en Mat.24 se cumplió durante esa misma generación (en el sentido literal de la palabra).

El Anticristo
          Muchos enseñan que  durante la “Gran Tribulación” se levantará el Anticristo, supuestamente un poderoso líder mundial que peleará con Cristo en la batalla de Armagedón. El apóstol Juan habla no solamente del anticristo sino de anticristos en 1 Juan 4:3, “todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo”; 1 Jn 2:18, “han surgido muchos anticristos”. ¡De veras!
          En la actualidad hay muchos anticristos.  Los más conocidos son los testigos contra Jehová que andan blasfemando a Cristo diciendo que Él es una mera “cosa”, una cosa creada (véase esta tontería en Colosenses 1:16 de su PERversión llamada Traducción del Nuevo Mundo). ¡Ay de todos los anticristos en el Gran Día!

Batalla del Armagedón.
Apocalipsis 16:16, “Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón”.
 Muchos pastores y evangelistas enseñan erróneamente que cuando Cristo venga, Él peleará con el Anticristo y vencerlo y entonces que Cristo establecerá su reino en Jerusalén para reinar mil años. Los que enseñen esto siempre hablan de las señales de los tiempos (Mateo 24: 6-14) y afirman que muy pronto Cristo vendrá. (Desde luego, los tales rehúsan leer los siguientes versículos, 16-20, que obviamente se refieren a lo que los discípulos deberían hacer durante la destrucción de Jerusalén, v. 2).

El verdadero significado de la batalla del Armagedón.
          ¿Qué significa “Armagedón”?  Significa monte o montaña de Meguido. Jueces 5:19, es el sitio de la batalla en la que Débora y Barac vencieron a Sísara. 1 Samuel 31:1-3, aquí cayeron Saúl y Jonatán en la batalla con los filisteos. 2 Reyes 23:29, aquí Faraón Necao mató a Josías. Era pues un muy famoso campo de batalla; por eso, el Espíritu Santo lo escogió como figura del conflicto supremo entre Cristo y Satanás. Este conflicto tenía que ver con Roma como agente de Satanás.
          A fines del primer siglo, durante el tiempo de Juan, los cristianos sufrieron mucha persecución porque rehusaron rendir culto al emperador. Las consecuencias eran terribles. Fueron desterrados (como Juan), azotados, encarcelados, robados de sus posesiones, había falta de empleo para ellos, no podían vender ni comprar, etc.
          En todo esto ¿dónde estaba el Señor? Apocalipsis fue escrito para decirles en lenguaje figurado que en realidad la lucha era entre Dios y Satanás, que Satanás usaba Roma como herramienta, pero que la victoria pertenecía al Señor. El capítulo 17:14 es versículo clave: “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles”.
          La batalla de Armagedón no era, pues, una sola batalla, mucho menos una batalla en el Monte Meguido, sino que este texto (Apoc. 16:16) presenta el resumen, el clímax, del conflicto entre Cristo y sus enemigos, sean gobiernos perseguidores, falsos profetas o la carnalidad en general.
          Si el texto hablara de una batalla literal, una batalla militar, entonces los versículos 13-14 serían literales también: “Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; 14 pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso”. Si la batalla es literal, también las ranas son literales.
          El sistema de “interpretar” la Biblia de los milenarios es pura incredulidad. Hace burla de lo que Biblia enseña sobre el reino de Cristo, su segunda venida y los eventos finales.
          La Biblia enseña de la manera más clara y enfática que Cristo estableció su reino el día de Pentecostés, que Cristo está reinando ahora a la diestra de Dios (Hechos 2:30-34) como Rey de reyes y Señor de señores, que reinará hasta el fin y luego entregará el reino al Padre (1 Cor. 15:24). Cuando Cristo venga, todos los muertos serán resucitados (Juan 5:28, 29), los vivos serán transformados (1 Cor. 15:50-57), la tierra será destruida (2 Pedro 3:10) y todos serán juzgados por Cristo, los fieles entrarán en la vida eterna y los condenados irán al castigo eterno (Mateo 25:46). 

¿Reino terrenal de Cristo por 1000 años?
          En cuanto al reino de mil años los falsos maestros tuercen Apocalipsis 20:4, “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años”.
          Este texto no dice nada acerca de la segunda venida de Cristo; ni de la resurrección física; ni de un reino terrenal; ni de un trono terrenal; ni de Jerusalén; ni de nosotros. El texto habla de las almas de los decapitados. Apoc. 6.9 dice que estaban bajo el altar clamando, “¿Hasta cuándo no juzgas y vengas nuestra sangre? Y Apoc. 20:4 da la respuesta: ahora las almas no están bajo el altar sino sobre tronos.

¿Cristo no estableció su reino en su primera venida?
          Los falsos maestros enseñan que Cristo pensó establecer su reino pero que no lo hizo porque los judíos lo rechazaron. Según esto Cristo vino al mundo la primera vez para establecer su reino pero que no lo hizo porque los judíos lo rechazaron.Según esto Dios quiso hacer algo pero falló.  
          Pero léase Jn. 6:15, los judíos querían hacerle rey y Cristo no aceptó porque dijo que su reino no es de este mundo (Jn. 18:36).
          ¿Por qué lo rechazaron los judíos? Lo rechazaron, en parte, porque NO estableció un reino como el de David y Salomón, para conquistar a los romanos.
          ¿Qué tienen en común los milenaristas con los judíos? Esperan la misma clase de reino que los judíos querían, un reino terrenal, basado en Jerusalén.

¿La iglesia es substituto?
          Los que enseñan esta doctrina falsa dicen que por no establecer su reino Jesús estableció su iglesia como substituto, como arreglo provisional y que estamos en “la etapa de la iglesia”.

Pero el reino sí fue establecido en el primer siglo
          Mat. 3:2, predicó Juan el bautista que “el reino se ha acercado”.
          Marcos 9:1, Jesús dijo que algunos de los vivos serían testigos de la llegada del reino: “hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte hasta que hayan visto el reino de Dios venido con poder”.
          Los apóstoles habían de recibir poder.  Luc. 24:49, Jesús dijo a los apóstoles: “quedaos en Jerusalén hasta que seáis investidos de poder desde lo alto” y el reino vendría con poder.
          Qué era el “poder”?  Hech. 1:5,  Jesús dijo a los apóstoles, “seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días… 8  recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo”.
          El “poder” (Espíritu Santo) vino. Hech. 2:4 “fueron todos llenos del Espíritu Santo”. El “poder” (el Espíritu Santo) vino el día de Pentecostés. ¡En ese día el reino quedó establecido!

Predicaron el reino
     Hech. 8:12, Felipe predicó el reino… Hech. 20:25; 28:23, 28, Pablo predicó el reino. Ya estaba en existencia el reino. Los apóstoles y otros cristianos no seguían orando, “venga tu reino” porque ya vino y ellos estuvieron en ese reino. Apoc. 1:9.
     Nos trasladó al reino. Col. 1:13, “nos ha trasladado al reino”. Esto significa la misma cosa que Hech. 2:47, los que obedecieron al evangelio (arrepentirse, bautizarse) fueron “añadidos a la iglesia” (o trasladados al reino). También 1 Cor. 12:13, bautizados en el un cuerpo que es la iglesia de Cristo (Efes. 1:22, 23).

El reino es la iglesia
     El reino de Cristo es la iglesia de Cristo. Mat. 16:18, 19, los dos términos usados alternativamente. Cristo es Rey de su reino y Cabeza de su iglesia. Los que están en la iglesia están en el reino.

Varios términos
     Cristo es la Cabeza de la iglesia y, desde luego, el Rey sobre su reino. Fueron establecidos el mismo día. La misma gente que fue añadida a la iglesia fue trasladada al reino (Colosenses 1:13). También la iglesia se llama el cuerpo de Cristo (Efesios 1:22, 23), el rebaño de Cristo /(Hechos 20:28) y el templo del Espíritu Santo (1 Cor. 3:16, 17).

Fin del mundo
     Los eventos finales: Cristo vuelve y en ese mismo día (misma hora, Jn. 5:28) todos los muertos serán resucitados, los vivos serán transformados (1 Cor. 15:51-53), la tierra será quemada (2 Pedro 3:15). Será el Día Final, el día del juicio.

1 Cor. 15:24
     “Luego el fin (del mundo) cuando entregue el reino al Padre”. Ya no oramos “venga tu reino” porque ya vino el día de Pentecostés (Hechos 2) en el año 33.

Cristo volverá
     Jn. 14:3 – “vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”. Véase también Hechos 1:11.

Manifestación gloriosa
     Tito 2:13, “manifestación gloriosa de nuestro gran Dios.... Jesucristo”  
     Heb. 9:28, “aparecerá por segunda vez”.

No en secreto
     Hech 1:11, “así vendrá como le habéis visto ir al cielo”.
     Apoc. 1:7, “todo ojo le verá”.

No habrá rapto secreto
     1 Tes 4:17, “los que vivimos .. seremos arrebatados … así estaremos  (no por siete años sino) siempre con el Señor”.

Una sola Resurrección
     Jn. 5:28, 29, “vendrá hora cuando todos … saldrán a resurrección”.

1 Cor. 15:50-55
     1 Cor. 15:52, “en un momento…a la final trompeta (como 1 Tes. 4:16) muertos serán resucitados incorruptibles”.    
            
Vivos transformados
     1 Cor. 15:52 “y nosotros -- los vivos -- seremos transformados”.

Como Cristo
     Fil. 3:21, “transformará el cuerpo de la humillación nuestra. .. para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya”.      
           
Apoc. 20:1-6
    Apoc. 6:9, almas bajo el altar preguntando “¿Cuándo…?”
    Apoc. 20:1-6, estas almas vindicadas, como vencedores ocupan tronos con Cristo, para reinar con Él por mil años (un número simbólico, tiempo largo indefinido). No en la tierra (no en Jerusalén).
    Primera resurrección v. 5, no física sino figurada. Compárense 20:6 con 2:11, victoria sobre la segunda muerte.

Recuérdese que cuando venga Cristo, Él entregará el reino al Padre.
     1 Cor. 15:23, “en su venida. 24 Luego el fin, cuando entregue el reino al Dios y Padre”. No para “establecer” su reino, sino para “entregar” su reino al Padre.

Tierra quemada
     La tierra no será “restaurada” para ser paraíso. Isa. 11:6-9, no literal. El v. 10 se refiere a la conversión de los gentiles (Rom. 15:12).
     2 Ped. 3:10, tierra será quemada. Esto sí es literal – como el diluvio fue literal. V. 6 (la misma tierra).

¿Reino terrenal – tierra renovada?
     Concepto de “tierra renovada” coincide con reino terrenal como el de David (el anhelo de los judíos).
     Pero Jesús dice “mi reino no es de este mundo” (Jn. 18:36).

Juicio Final
     Mat. 25:31, cuando Cristo venga, “se sentará en su trono” para juzgar. “Apartará, a su derecha.. izquierda”.

La sentencia final
     “venid a mí … apartaos de mí”, v. 34, 41
     “irán éstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna” v. 46.

2 Cor. 5:10
     Todos ante el tribunal de Cristo - Cada uno reciba según los hechos
     Gál. 6:7, Segar lo que se sembró.

Cielo
     Jn. 14:2 “voy a preparar lugar para vosotros”. ¡Qué hermoso el cielo ha de ser! 
     Paraíso, hermoso parque, reposo. -  Reunión de todos los salvos.
     Los 144,000 son los redimidos (Apoc. 14:3).

Infierno
     Mat. 5:22, “infierno de fuego” v. 30; Apoc. 20:15, “lago de fuego”
     Mat. 10:28, “alma, cuerpo en infierno”. “Tribulación” sí, ¡pero en el infierno!
     Mat. 13:42, “horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes”.

Prepararse – Cristo viene como ladrón, no señales, no rapto secreto