Entradas

La existencia de Dios

Por Josué I. Hernández

No podremos quitarnos de encima las grandes preguntas que guardan relación con la existencia, el propósito, el significado y el destino; y así como el teísmo ha de presentar sus razones, también lo ha de hacer su contraparte, el ateísmo. Es decir, no basta con afirmar "Dios no existe", han de exponerse las líneas deductivas por las cuales se llega a semejante conclusión. El ateísmo afirma mucho, y no ofrece argumentos convincentes para ello (¿Cuál es la evidencia que nos permite creer que el ateísmo es cierto?). Ahora bien, en mi opinión, hay buenas razones para creer que Dios sí existe, y no hay buenas razones para creer al contrario. Es más, debo admitirlo, es mi firme convicción que Dios existe, pues veo que hay razones lógicas y totalmente razonables para creer así.
Sea como fuere que observemos la realidad física, podemos admitir con total libertad que ningún elemento de ella puede explicar en sí mismo su propio origen. Es decir, al tomar el universo…

Encuentros y series para jóvenes, damas y varones organizados por alguna iglesia local

¿Puede la iglesia local organizarlos?  ¿Qué dice la Biblia al respecto?
Por Josué I. Hernández
A pesar de que afirmamos creer que la Biblia es la bendita palabra de Dios, algunos hermanos no se están esforzando por citar la Escritura en defensa de sus convicciones y prácticas. Simplemente, asumen que sus enseñanzas y “tradiciones-iglesia-de-Cristo” son correctas y aprobadas por Dios, pero sin tener base bíblica para ello.  Sin embargo, Jesús dijo que el uso de las tradiciones y doctrinas humanas hacen del culto ofrecido a Dios, un culto “vano” (Mat. 15:8,9). Por lo tanto, todo corazón noble debe cuestionar su propia creencia y someterla al escrutinio de la bendita palabra de Dios (cf. Heb. 4:12; 1 Tes. 5:21). Ningún cristiano es la excepción en esto. Como discípulos de Cristo debemos actuar conforme a la enseñanza autoritativa de Cristo (Mat. 28:20; Col. 3:17)
¿Del cielo, o de los hombres? Para nuestro Señor Jesucristo toda práctica religiosa o es “del cielo, o de los hombres” (Mat. 21:25)…

Libre Albedrío

Por Josué I. Hernández

Si Dios hubiese creado un mundo en el cual no fuésemos libres de pensar, decidir y actuar, y viviéramos siempre programados para hacer sólo lo bueno, entonces no podríamos elegir libremente amar y servir, y “lo correcto” siempre sería una acción ejecutada por seres autómatas que no pueden decidir, ni pensar, ni discernir. Cada cosa “buena” no sería apreciada ni agradecida, pues no habría contraste que hacer, porque “lo malo” no existiría. En semejante escenario no haríamos realmente algo por nosotros mismos, y a la vez, no seríamos responsables de nuestras acciones. Y, debido a que el mal y la maldad no existirían, tampoco existiría el bien y la bondad. Sólo habría intenciones, pensamientos y acciones hechas por inercia, sin conciencia, sin libertad. Obviamente, tal cosa no ha ocurrido. Tenemos libre albedrío. Y es nuestra “libre elección” la que nos ha traído hasta donde ahora estamos. Para crearnos realmente libres, Dios ha puesto en nosotros la capacidad de disc…

CUIDADO CON LAS SUPOSICIONES

“porque éstos no están borrachos como vosotros suponéis” (Hech. 2:14, LBLA).
Por Josué I. Hernández

Suponer: “Dar por sentado y existente algo. Fingir, dar existencia ideal a lo que realmente no la tiene” (Real Academia Española).
“En 1887, el ataúd de Abraham Lincoln fue abierto para determinar si contenía su cuerpo. Lo que hace este acto tan increíble, es el hecho de que el cuerpo de Lincoln había descansado en ese ataúd por 22 años. Aún más tremendo fue que 14 años después, un rumor circuló de nuevo que el ataúd de Lincoln estaba realmente vacío. El furor de la tierra fue grande y la única forma de silenciar el chisme fue excavar y abrir el ataúd – otra vez. Esto se hizo y el rumor fue silenciado cuando unos cuantos testigos vieron el cadáver de Abraham Lincoln” (Hoy en la Palabra, Febrero, 1991, p. 27).
Todos los días la gente supone cosas, y luego cree y actúa en base a sus propias suposiciones. Sin embargo, tal acción es una inferencia no necesaria que mueve a proceder en base a una…

¿DEBEMOS RESPONDER TODA PREGUNTA, Y DE LA MANERA QUE ESPERA EL INTERROGADOR?

Por Josué I. Hernández

En 1 Pedro 3:15 , todos los cristianos son exhortados a estar listos para hacer una "defensa" por la razón de su esperanza en Cristo. La palabra "defensa", es la traducción de la palabra griega "apologia", que significa "un discurso en defensa de lo que uno ha hecho, o de la verdad que uno cree". El uso formal de esta palabra es usada por Pablo en Hechos 22:1 y 1 Corintios 9:3. Sin embargo, el apóstol Pedro, utiliza la palabra "defensa" (apología) en el contexto de una investigación informal, por ejemplo, por un amigo o vecino. Como cuando alguien nos pregunta: "¿Por qué eres cristiano?". Para tal caso, el apóstol Pedro dice que debemos estar preparados para dar razones de nuestra esperanza en Cristo. Ahora bien, es verdad que siempre debemos estar preparados para presentar defensa, pero no estamos obligados a responder a toda pregunta, y responder de la manera en que el interrogador insista. Todo buen mae…

¿INVESTIGAR O PREDICAR?

Por Josué I. Hernández
El trabajo de un fiel predicador del evangelio, es predicar la palabra con paciencia (cf. 2 Tim. 2:24-26; 4:2). No leemos en la Biblia que el trabajo del predicador sea el ocuparse de investigar a algún hermano, o grupo de hermanos, para luego informar los resultados de su investigación a otros de su persuasión. Tal proceder es totalmente desconocido en las páginas del Nuevo Testamento, y es una violación del procedimiento de disciplina que cada iglesia local debe llevar a cabo en su autonomía y jurisdicción (cf. 1 Cor. 5:1-13; 1 Tes. 5:14; 2 Tes. 3:6,14,15). Porque la jurisdicción de la iglesia local se limita a sus miembros.  Es más, el convertir a predicadores en "investigadores" se presta para la murmuración y el chisme, y en la práctica hace de quienes deben ser "predicadores del evangelio", una casta de “investigadores secretos”, y no hay autoridad para semejante escenario en el cuerpo de Jesucristo. La información responsabiliza a quien l…

“NOS GLORIAMOS EN LAS TRIBULACIONES”

ROMANOS 5:1-5
Por Wayne Partain
Introducción.    * Romanos 5:1, 2, “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes…”    * Justificados por la fe significa justificados por el evangelio de la gracia de Dios. La obediencia al evangelio se describe y se enfatiza a través de Romanos: oír el evangelio puro (Romanos 10:17); esto produce la fe obediente  (1:5; 6:17,18; 16:26); el arrepentimiento (2:4); la confesión de la Deidad de Cristo (10:9, 10); el bautismo para el perdón de pecados (6:3-5; Hechos 2:38).    * De esta manera tenemos paz porque como dice Romanos 8:1, “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”.
“NOS GLORIAMOS”    * “Gloriarse con razón. Ro 5.11, “nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación”; 1 C…

Compruebe la actitud de su corazón

Por Josué I. Hernández 

Salomón afirmó que como un hombre piensa en su corazón, así es él (Prov. 23:7). Por lo tanto, la conducta de un hombre está determinada por la condición de su corazón. Si su conducta está mal, es porque su corazón está mal. Simón el mago pecó porque su corazón no era recto a los ojos de Dios (Hech. 8: 18-23). Porque del corazón salen los pecados de la vida de un hombre (Mat. 15:19). Así también, desde el corazón viene la obediencia al modelo divino del evangelio (Rom. 6:17,18). Por lo tanto, la necesidad de cuidar con diligencia nuestro corazón, es evidente (Prov. 4:23).
La actitud del corazón de un hombre hacia la verdad determina su relación con Dios. Pablo señaló a quienes son engañados porque “no recibieron el amor de la verdad que para ser salvos” (2 Tes. 2:10). Hay que amar la verdad con el fin de ser salvo. Hay que seguir la verdad en amor (Ef. 4:15). Jesús declaró que la verdad por la cual uno es santificado es la palabra de Dios (Jn. 17:17). Si alguno am…

Probad los espíritus

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo” (1 Jn. 4:1)
Por Josué I. Hernández

Esta advertencia del apóstol Juan quedó registrada para que nosotros no creamos a todo aquel que dice llevar un mensaje de Dios. Claramente, hay “muchos falsos profetas” que enseñan cosas que están mal y que conducen a las almas a la condenación eterna. Por lo tanto, debemos someter a prueba “a los espíritus” identificando a los falsos maestros que estén entre nosotros. Para lograr esto, es importante saber cómo identificar a tales individuos.

Métodos errados para identificar a los falsos maestros
La sinceridad. El hecho de que alguno sea una persona sincera, no significa que no pueda a la vez ser un falso maestro. Mucha gente sinceramente dice y hace cosas que están mal, a la vez que creen que ellos están en lo correcto. Por ejemplo, Saulo creía que estaba en lo correcto cuando perseguía a la iglesia, a la vez que fue un v…

¿No hay patrón para la recaudación de fondos?

¿Puede la iglesia local recaudar dinero con medios y métodos humanos?

Por Josué I. Hernández

EL ASUNTO
         Son varias las voces que se han levantado argumentando que los cristianos no tienen que ofrendar únicamente el primer día de la semana, porque, supuestamente, se puede ofrendar otros días también.  Por lo tanto, a la vez que se niegan las implicaciones divinas y la correcta inferencia, se asume que 1 Corintios 16:1-4 no es patrón para nosotros ahora, lo cual en sí mismo es una negación del ejemplo aprobado y el patrón bíblico para que la iglesia local reúna el dinero que se requiere para que haga su obra. Los promotores de este error afirman que la ofrenda descrita en 1 Corintios 16:1-4 fue un evento único para un necesidad momentánea solamente, pero que no era una práctica continua o habitual de las congregaciones de Cristo.  Ciertamente, semejante suposición jamás podrá ser probada.  La colecta dominical para los santos pobres mencionada en 1 Corintios 16 no fue una ocasión si…